Mitad de población mundial teme ser torturada si es detenida: Amnistía

Mitad de población mundial teme ser torturada si es detenida: Amnistía

El sondeo de la organización dice que la preocupación ciudadana es más alta en Brasil y México.

notitle
13 de mayo 2014 , 07:43 a.m.

México y Brasil son los países donde más se teme ser torturado. Así lo revela un nuevo reporte de la organización defensora de derechos humanos Amnistía Internacional publicado el martes.“En caso de que las autoridades me arresten, estoy seguro de que no me van a torturar.” En un sondeo internacional en 21 países, la consultoría GlobeScan confrontó a 21.000 personas con esta afirmación, y pidió a los encuestados decir si estaban de acuerdo o no.

En Brasil, 80 por ciento respondió que no podían acertar que pasarían un arresto sin ser maltratados. Esta respuesta se dio más que en cualquier otro país. En México, la cifra era de 64 por ciento. El país donde menos se teme la tortura es el Reino Unido. En total, 44 por ciento afirmaba tener miedo de algún maltrato.

Colombia no fue incluida en el sondeo, pero GlobeScan sí la realizó en otros países de las Américas. En Perú y Argentina, el miedo ante la tortura también resultó ser relativamente alto, mientras que en Estados Unidos, Chile y Canadá la cifra es más baja. En cada uno de los países participantes, una gran mayoría de personas exigió leyes firmes contra la tortura.

Junto con los resultados de la encuesta, Amnistía, que ayer lanzó una campaña mundial contra la tortura, publicó un nuevo reporte sobre el tema, que contiene un capítulo especial sobre la situación en las Américas.

La organización reconoce que, en toda la región, las leyes en contra de la tortura y mecanismos de control estarían “entre los más sólidos del mundo”. Sin embargo, habría muchos casos de maltratos, como por ejemplo golpes, choques eléctricos y abuso sexual, al igual que la privación de la atención médica.

México es uno de los países en los que la ONG concentra su campaña. En este país, desde que el entonces presidente Felipe Calderón comenzó en el 2006 su campaña contra el crimen organizado, los casos de tortura aumentaron. Amnistía dice haber recibido varios reportes sobre detenciones sin orden de arresto, y aparentemente sin que hubiera existido relación alguna entre los presuntos delincuentes y el crimen del cual se les culpó. En muchos casos, según Amnistía, las personas arrestadas carecían de recursos propios para defenderse. “Por ello, están parcialmente en peligro de ser víctimas de tortura”, dice el reporte. Y afirma que, en algunos países de la región, grandes partes de la población aceptan el uso de este maltrato, esperando que así se pueda combatir la muy alta tasa de criminalidad.

Amnistía critica la “cultura de la impunidad”, que según dice está profundamente arraigada en todo el continente. Y aquí es donde aparece Colombia: “Las violaciones de derechos humanos cometidas durante el conflicto armado, que dura ya 50 años, entre ellos casos de tortura, hasta ahora no fueron investigadas detenidamente”, dice el reporte. “Todas las partes del conflicto, las fuerzas de seguridad y paramilitares –que parcialmente operan juntos– tanto como los grupos guerrilleros, son responsables de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, secuestros, tortura, desplazamientos y violencia sexual”.

INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.