Guante, pista para hallar una 'fábrica' de bazuco

Guante, pista para hallar una 'fábrica' de bazuco

Se trataba de un laboratorio improvisado con los implementos necesarios para procesar esa droga.

notitle
11 de mayo 2014 , 07:16 p.m.

Cerca de las 9 de la mañana del sábado, un policía recorría uno de los senderos montañosos de la parte alta de Ciudad Bolívar; un terreno difícil, aislado, al que no se puede acceder ni en moto ni en carro. Solo caminando.

De repente vio a un joven, de unos 21 años, que portaba un tapabocas y unos guantes quirúrgicos, objetos que al uniformado, en ese contexto natural en el que solo se veían pequeños ranchos levantados con latas y fragmentos de madera y plástico, le parecieron fuera de lugar.

El policía del cuadrante 60, que realizaba un patrullaje de rutina, intentó abordarlo para hacerle una requisa, pero el hombre salió corriendo de inmediato, asustado.

Fue entonces cuando el uniformado decidió pedir apoyo al CAI de Vista Hermosa. Con los refuerzos, se inició una persecución que terminó en zona rural de la localidad, frente a una vivienda diminuta fabricada con latas y tablas.

En la parte interior del pequeño rancho, que tenía todas sus paredes forradas en papel periódico, los policías se encontraron con otro joven, de 23 años, que llevaba la misma vestimenta de su compañero.

Se trataba de un laboratorio improvisado con todos los implementos necesarios para procesar una de las drogas más consumidas en Bogotá: el bazuco.

La rudimentaria estructura contaba con una mesa de madera, licuadora, cucharas, grapadoras y sobres de distintos colores.

Junto a estos materiales estaba el bazuco, mezclado con otros ingredientes en grandes vasijas de plástico. Al parecer, los jóvenes se encontraban en ese momento cocinando y empacando la droga, que iba a ser distribuida ese mismo día en los alrededores de la localidad.

En total, la Policía halló 9 kilos de bazuco y 600 papeletas empacadas, listas para la distribución.

Pero lo más extraño, después de la minuciosa inspección del lugar, es que el laboratorio estaba repleto de armas de juguete talladas en madera, con las que seguramente esta pequeña banda dedicada al microtráfico intimidaba a sus víctimas, según la Policía.

“Con esta captura desmantelamos uno de los expendios más grandes de los últimos años. En el sector se han hecho incautaciones menores. Pero este tal vez sea el máximo golpe que hemos podido dar en Ciudad Bolívar”, dijo el teniente Coronel Wenceslao Serrín, comandante operativo de Seguridad Ciudadana en el sur de la ciudad.

Según el comandante de la Policía de Bogotá, general Édgar Sánchez, el bazuco estaba siendo empacado en sobres que se venden en la calle al menudeo, a precios que oscilan entre los 2.000 y los 3.000 pesos.

Los dos hombres fueron capturados y entregados para su judicialización.

En los últimos días, la policía ha recuperado al menos 9.000 dosis del alucinógenos en la localidad de Ciudad Bolívar.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.