Renunció Alberto Hadad a secretaría de Tránsito de Cali

Renunció Alberto Hadad a secretaría de Tránsito de Cali

Adujo asuntos de salud y seguridad.

09 de mayo 2014 , 12:12 a.m.

Hasta este 20 de mayo, día en que entregará el Centro de Control de Servicios de Tránsito más grande del país, Alberto Hadad acompañará al alcalde Rodrigo Guerrero.

Ayer presentó renuncia irrevocable a su cargo, argumentó problemas personales, de salud y de seguridad.

El Alcalde contó que los médicos le aconsejaron a Hadad bajar el nivel de estrés, quien se había reintegrado a su puesto en la secretaría de Tránsito el pasado 28 de abril, luego de una incapacidad que empezó a correr desde el primero de abril. Ese día apareció para entregar a los carretilleros 165 camionetas, con capacidad para 815 kilos, que sustituyen sus vehículos de tracción animal. En ese entonces dijo que no iba a renunciar.

“Ha obedecido a recomendaciones médicas, pues tiene un problema previo neurológico, complicación de carótidas y estrés”, dijo el Alcalde, al aceptarle la renuncia.
Hadad, polémico por su mano dura a la hora de organizar el tránsito en la ciudad y famoso por las fotomultas, debió salir de la ciudad en tres ocasiones por amenazas contra su vida.

Recordó que en sus 42 años de trabajo, durante los cuales ocupó diversos cargos, el de secretario de Tránsito de Cali fue el que más canas le sacó.

Su mayor confrontación fue con los transportadores del servicio colectivo, a quienes les canceló rutas y tarjetas de operación, convencido de que era necesario acabar con el paralelismo que le planteaban al MIO.

Siempre defendió los operativos contra el paralelismo, tuvo que enfrentar dos grandes bloqueos de la ciudad y el paro del pasado 19 de marzo cuando los pequeños transportadores le taponaron 17 puntos clave de la ciudad.

Incluso tuvo que pagar 30 horas de arresto por una tutela de la empresa Montebello que le ordenaba reintegrar las tarjetas de operación a tres de sus colectivos.

Hadad dijo que no arrepentía de nada y que se iba contento porque los caleños se disciplinaron. Siempre se sintió orgulloso del resultado que dio la implementación de las cámaras de fotomultas.

La ciudad queda con 46, más seis cámaras móviles. El año pasado se reportó una reducción del 42 por ciento en los índices de accidentalidad y los comparendos emitidos a través de los equipos de fotodetección pasaron de 5.250 en el 2012, a 3.312 en el 2013.

El día que deje el cargo dará al servicio el Centro de Control que estará conectado con la Policía, las ambulancias, los taxis y los Bomberos y que permitirá monitorerar desde ahí a toda la ciudad. Además, todos los guardas de tránsito quedarán con un GPS.

Este proyecto demandó 4,0 millones de dólares.

REDACCIÓN CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.