Francia aprueba donar días libres de trabajo

Francia aprueba donar días libres de trabajo

Senado de ese país avaló proyecto para que padres puedan cuidar a sus hijos con enfermedades graves.

06 de mayo 2014 , 10:14 p.m.

Detrás de la nueva ley francesa que autoriza a donar días libres o de descanso a un compañero de trabajo cuyo hijo menor de 20 años padezca una enfermedad grave o se encuentre en etapa terminal hay un drama familiar: el deceso a finales del 2009 de Mathyas, un menor de diez años, a causa de un cáncer de hígado.

Su padre, Christophe Germain, pudo acompañarlo durante las sesiones de quimioterapia y trasplante de hígado a las que fue sometido gracias a la donación de 170 días libres de RTT (Recuperación del Tiempo de Trabajo), que recibió de los empleados de la empresa Badoit, para la cual trabaja.

Sus colegas lograron reunir más de cinco meses de tiempo libre durante las dos semanas de convocatoria.

El gesto de solidaridad con el padre, obrero en una fábrica de plásticos, fue posible ya que sus jefes autorizaron a que el traspaso de días fuera de todo marco legal.

Si tener un hijo luchando con una enfermedad grave es muy dramático, el hecho de no disponer del tiempo necesario para ocuparse de él multiplica la zozobra. La seguridad social francesa es tajante al respecto: el enfermo es el niño, no el padre. El adulto no puede por tanto beneficiarse de ningún tipo de permiso.

En algunos casos, después de agotar las vacaciones, las licencias no remuneradas y las excusas médicas, la única salida del empleado para ocuparse del familiar enfermo o discapacitado es declarar una depresión aguda.

Pero Christophe Germain se negó a hacerlo. Fue en el momento en que iba a retomar el trabajo que sus colegas, indignados, decidieron ayudarlo.

Iniciativas similares se han aplicado en otras empresas privadas. En Mérial, una filial de Sanofi, se formalizó un proyecto mediante un acuerdo empresarial interno. Una empleada de Fuji-Autotech cerca a la frontera alemana pudo recibir 65 días para ocuparse de su marido hospitalizado.

En el distribuidor Casino existe un depósito común de días libres constituido gracias a los aportes de los empleados, el cual no puede exceder los doce días al año. Los empleados que tienen un hijo o un familiar enfermo pueden recurrir a esta ‘bolsa común de tiempo’.

Pero esto no funcionaba en el sector público, donde hay por lo general menos flexibilidad en estos aspectos.

La solidaridad de los colegas no podía por tanto concretarse. Esto fue lo que ocurrió, por ejemplo, en el caso de un gendarme de la ciudad de Nancy, cuya hija de ocho años necesitaba un trasplante de médula ósea, lo que implicaba un largo periodo de hospitalización en París, ciudad situada a unos 400 km. El agente no pudo recibir los días libres que le ofrecían sus compañeros.

Por eso después del deceso de Mathyas, su padre y su madre, Lydie, decidieron lanzar una campaña junto con el diputado de su circunscripción para inscribir este tipo de iniciativas en la ley.

Tras casi cuatro años de lucha, el proyecto de ley fue adoptado por el Senado francés. Para los padres es una gran satisfacción. “Es como si Mathyas no hubiera partido en vano”, dijo la madre al diario Libération.

No faltan las críticas, en particular de los comunistas que no la votaron porque estiman que se le está pidiendo a los empleados un sacrificio personal que le corresponde al Estado. Para otros, en cambio, es un bello gesto en una sociedad donde prima el individualismo.

ÁSBEL LÓPEZ
Para EL TIEMPO
París

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.