¿Quién ganará la guerra de la mensajería móvil?

¿Quién ganará la guerra de la mensajería móvil?

Microsoft, Google y Facebook luchan por controlar un mercado que representa el futuro

notitle
05 de mayo 2014 , 12:56 a.m.

El anuncio, la semana pasada, de que Skype incluirá las llamadas grupales y la función de compartir escritorio en su versión gratuita, solo puede ser interpretado como el más reciente asalto en la disputa que libran Microsoft con Google y Facebook por el control del mercado de la mensajería móvil.

Pero no se trata, ni mucho menos, de los únicos en la pelea. Cada mes parece traer un nuevo anuncio acerca de una compra o de algún cambio en el servicio.

Skype decidió poner al frente de su aplicación gratuita dos características que hasta ahora eran exclusivas de los usuarios de su versión paga: la posibilidad de involucrar a la vez a dos o más interlocutores en las videollamadas y de compartir con ellos el escritorio del computador, celular o tableta desde donde se habla.

Como si semejante pulso no fuera suficiente, los gigantes de la industria no solo luchan entre ellos, sino que de paso, buscan cortarles el camino a iniciativas pequeñas, pero promisorias, como SnapChat, WeChat o Line.

La primera se hizo rápidamente a un nombre con una característica única: la capacidad de ‘destruir’ las fotos una vez llegan a su destino.

Innovación, la clave

Está claro que el video va a ser un arma vital en la guerra por el mercado de la mensajería móvil. Pero probablemente no sea la más importante. La innovación para poder ofrecer más que solo llamadas es la base del éxito de pequeños actores (si bien cada vez menos pequeños) como SnapChat.

Hasta ahora, la app había cimentado su reputación en una característica única que le valió ser acogida por millones de adolescentes en todo el planeta: la capacidad de destruir las fotos y videos poco después de que llegan a su destinatario. Esta semana, sin embargo, lanzó la más importante actualización de su historia, y una vez más parece destinada a ser la norma de los estándares que deben tener las aplicaciones que buscan conquistar al público joven.

En la nueva versión desaparecen los botones de ‘inicio’ o ‘terminar’ las llamadas y, en cambio, el feed de video se activa o desactiva con solo tocar la pantalla del celular. El resultado es un intercambio casual, en el que cada participante solo ve a su interlocutor cuando este lo decide.

Esta capacidad de innovación es el secreto detrás del éxito de SnapChat y la razón por la que, a pesar de su juventud, es una amenaza real para servicios como Skype o Google Voice.

Es también la clave que explica por qué sus propietarios se permitieron rechazar el intento de compra de Facebook, por considerar demasiado pequeña la oferta de ‘apenas’ 3.000 millones de dólares.

Competir con Skype

El cambio de Skype, propiedad de Microsoft, ocurrió poco después de que Facebook anunciara la compra, por 19.000 millones de dólares, del servicio de mensajería WhatsApp, que, con 450 millones de usuarios regulares en todo el mundo, amenaza con transformar el panorama de las comunicaciones, sobre todo al anunciar que antes de fin de año se propone ofrecer, de manera gratuita, llamadas de voz. Un mes antes, el consorcio japonés Rakuten pagó 900 millones de dólares por Viber, que compite directamente con Skype al ofrecer llamadas y mensajes de texto gratis.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.