'Si la banca local no apoya las vías 4G, iremos por la extranjera'

'Si la banca local no apoya las vías 4G, iremos por la extranjera'

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ve normales los ajustes al plan vial.

notitle
04 de mayo 2014 , 09:44 p.m.

Aunque las cifras oficiales muestran que la economía transita por aguas tranquilas y las opiniones externas son optimistas con Colombia, no cesa el palo para el Ministerio de Hacienda.

Por estos días, las cuentas de cobro para Mauricio Cárdenas, jefe de las finanzas públicas, las encabeza la infraestructura, que está en una encrucijada porque no ha llegado la avalancha de ofertas esperada para concesionar las vías de cuarta generación (4G), y porque la parálisis en la venta de Isagén tiene con incertidumbre a los inversionistas. Sobre este y otros temas habló el Ministro Cárdenas con EL TIEMPO. (Lea también: Las maromas para hacer rodar las vías 4G).

Hay quienes dicen que el plan de infraestructura no va por buen camino. ¿Qué se hará?

Quienes venden la idea de que esto fracasó no tienen argumentos. Tampoco tienen razón los que opinan que no se requieren ajustes a las medidas tomadas. Hay que ir flexibilizando y escuchando el mercado. Hubiera preferido una participación más contundente de los bancos colombianos, pero si ellos, por cualquier razón, están reacios, lo que tiene que hacer este ministro es salir a buscar otras alternativas, no solo en Colombia sino por fuera, que es lo que estamos haciendo. Tendremos que hacer un ejercicio más presencial con la banca internacional, para invitarla a que venga a prestar a los concesionarios a los que se les adjudiquen estos proyectos.

¿Por qué dice que sí está marchando?

El hecho de que haya habido ya tres licitaciones que se han cerrado, tres donde se han recibido propuestas, es señal de que las cosas van marchando. Han llegado proponentes, pero este es un programa que no solo tiene tres licitaciones; va a tener fácilmente 27 proyectos. A partir de las tres que hemos cerrado, estamos escuchando al mercado. El proceso hay que irlo ajustando, y es normal que eso se dé.

Si no se vende Isagén, ¿se trunca el plan?

La propuesta que le hemos hecho al país es muy clara, y la inmensa mayoría la entiende y la apoya. Tenemos un activo, que son las hidroeléctricas, y con vender a Isagén no se van a ir de Colombia. Es decir, la Nación como un todo no disminuye su patrimonio. El Gobierno quiere tomar esos recursos que están hoy en el sector eléctrico y movilizarlos hacia las carreteras, porque nos dan más beneficios en empleo y competitividad.

Son recursos que necesitamos para completar el paquete de 47 billones de pesos necesarios para el programa 4G. Quienes demandaron la venta de Isagén hablan de un daño irreparable, pero el verdadero daño irreparable es que Colombia no pueda modernizarse.

¿Qué tan transitorias pueden ser las cifras del desempleo?

Hay varias críticas, unas políticas, de quienes tienen una agenda en ese sentido, y cuando las cifras van bien, las descalifican. Es una estrategia que usa la oposición. Hay otro tipo de críticas, que yo las escucho más porque provienen de personas que no se ven reflejadas en las estadísticas macro.

A ellos hay que prestarles muchísima atención porque el que las cifras vayan mejorando no quiere decir que todo sea igual para cada uno de los colombianos. Se han resuelto problemas, pero hay retos grandes.

¿De donde saldrá la plata para los gastos del posconflicto, si hay un acuerdo de paz?

Todavía es muy temprano para ponerle precio a la conclusión de un proceso de paz. Faltan muchos temas, pero es cierto que la conclusión del proceso de paz vendrá de la mano de un aumento de compromisos económicos. Podemos ahorrar en áreas donde hoy estemos gastando, a niveles público y privado. Las empresas hoy gastan en seguridad, el Gobierno también y parte de esos recursos se pueden destinar a usos más productivos.

Es posible que para cumplir con los compromisos de la paz sea necesario pensar en impuestos que hoy se utilizan para propósitos diferentes y destinarlos a las tareas de la paz. Tendremos que acudir a deuda. El portafolio es amplio.

¿Como gravar los dividendos de los ricos?

Es un tema que está sobre la mesa. El país lo ha venido discutiendo. En la reforma tributaria pasada lo planteamos y se dio un debate, pero no estaba maduro. El tema genera respaldo entre los economistas de Colombia, independientemente de su filiación política, pero causa rechazo entre los sectores empresariales. Hay un contrapunteo, pero es uno de los debates que tendrá que dar el país de cara al fin del conflicto.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.