La Licorera de Caldas tiene que 'tocar fondo' para salir adelante

La Licorera de Caldas tiene que 'tocar fondo' para salir adelante

El gerente saliente de la empresa, Bruno Seidel, presentó la rendición de cuentas a la comunidad.

02 de mayo 2014 , 10:29 p.m.

Además de reiterar el diagnóstico que ha dado a conocer en varias ocasiones sobre la crisis que atraviesa la Industria Licorera de Caldas (ILC), el saliente gerente de la compañía, Bruno Seidel, resaltó en la rendición de cuentas que realizó este martes, que durante el 2013 esta empresa produjo lo mismo pero redujo los costos.

En envasados, por ejemplo, durante el 2013 se elaboraron 100 millones de unidades reducidas a 750 mililitros más que en el 2012, pero “compramos 3.100 millones de pesos menos en envases y empaques, y 5.322 millones menos en materias primas”, explicó el gerente técnico de la compañía, Ramiro González.

Por otro lado, se confirmó la decisión de la Licorera de cerrar su planta de destilación, idea que se había manifestado públicamente hace dos meses y que desde entonces había levantado críticas de los sindicatos.

Jorge Villegas, representante de Carboetil Ingenierías, empresa que realizó el estudio de producción de alcohol extra neutro de la ILC, dijo que “la única opción de pasar el año sin tener problemas con la autoridad ambiental es dejar de producir alcohol por fermentación e irnos a la producción de alcohol por redestilación”.

Según Villegas, sería más conveniente, por temas de calidad, reprocesar el alcohol de otros proveedores que comprándolo de nacionales o extranjeros. De lo contrario, “se generaría problemas de calidad que repercutirían en los licores que se están vendiendo”.

Otro de los invitados a la jornada fue el distribuidor James Murillas, de la Sultana del Valle, quien manifestó, en nombre de los distribuidores, el apoyo total “a las actividades que se están adelantando y la voluntad de sacar adelante la ILC”, y añadió que “el ron de Caldas es el ron de los colombianos”, por eso la importancia de recuperar su mercado.

Finalmente, Seidel, quien estuvo al frente de la ILC hasta el jueves (la semana pasada renunció), dijo que su salida, además de necesaria, era positiva. “Le aporta a la empresa de forma importante, hay que tocar fondo para empezar a salir, mi salida manda un mensaje muy claro a todos los grupos de interés de que esto no es jugando, es de verdad”, aseguró.

REDACCIÓN MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.