'Me traje la curiosidad de la niñez', Claudia Rueda

'Me traje la curiosidad de la niñez', Claudia Rueda

Entrevista con Claudia Rueda, escritora de cuentos infantiles.

notitle
30 de abril 2014 , 07:22 p.m.

Tres ciegos y un elefante, así se llamó el primer libro de Claudia Rueda, una abogada que un día, cuando vivía en San Francisco, California, descubrió por casualidad un curso de ilustración de libros infantiles en la Universidad de Berkeley. La afición se convirtió pronto en su oficio, y su oficio en una pasión que la ha llevado a escribir más de una decena de libros que también suelen gustarles mucho a los adultos: sobre todo a los que han logrado conservar algo de la curiosidad increíble de la infancia. Entre sus títulos, que han sido traducidos a más de diez idiomas y por los cuales ha recibido destacados premios, hay algunos tan sonoros como ¡Vaya apetito tiene el zorrito!, tan divertidos como La vida salvaje, diario de una aventura y tan profundos como La suerte de Ozu, que está inspirado en un texto taoísta… porque le gustan los mitos y las leyendas orientales, pues invitan a reflexionar en lugar de dar una respuesta cerrada. Claudia Rueda tiene dos hijas que le permitieron descubrir su fascinación por la infancia. De ellas ha aprendido a no repetirse, a adaptarse a las diferentes etapas de la vida y a mantenerse con los ojos abiertos.

1. ¿De dónde nace su gusto por el dibujo?

Todos los niños nacen con gusto por el dibujo. Es solo que cuando llegó la hora de guardar la caja de colores yo decidí no hacerlo y seguí dibujando.

2. ¿Qué significa escribir para niños?

Significa permitir que el juego, la curiosidad y la exploración fabriquen las historias que te persiguen.

3. ¿Está de acuerdo con los que dicen que los niños constituyen el público más exigente de todos?

Tengo un inmenso respeto hacia el público infantil y nunca me siento mirando hacia abajo cuando le hablo a un niño. Es un reto que nos hace mejores seres humanos.

4. ¿Qué conserva de su niñez?

La curiosidad y el gusto por el juego.

5. ¿Cuáles son las cualidades que más admira en los niños?

La libertad de su imaginación y la capacidad de sorprenderse. Poder hacer un avión con una caja de cartón.

6. ¿Qué condiciones necesita para crear?

Estar sola y tener un lápiz.

7. ¿En dónde busca la inspiración?

En la mitología griega las musas son las hijas de la memoria y su guía es Apolo, dios de la verdad. Lo que hago es un resultado de lo que descubro y de lo que recuerdo.

8. ¿Le interesa dejar una moraleja en sus historias?

Me interesa que mis historias tengan un significado para quien las lee. Pero también me interesa que ese significado sea distinto para cada individuo y no una lección monolítica y uniforme.

9. ¿Cuál es su fábula favorita?

Tengo varias, pero me viene a la mente la de las tres ranas que caen en un pozo. Las ranas que quedan por fuera les gritan que el pozo es muy profundo y que nunca podrán salir de ahí. Una sola logra saltar y salir del pozo, las otras se quedan en el fondo y mueren. Le preguntan a la sobreviviente por qué continuó saltando mientras le gritaban que era imposible salir. La sobreviviente se las arregla para explicarles que ella es sorda. Es una fábula que se aplica a la gente creativa y que piensa diferente.

10. ¿Qué cuentos infantiles la marcaron en su infancia?

Tuve un limitado acceso a la literatura infantil cuando era niña. Pero recuerdo especialmente un libro de cuentos de Oscar Wilde y la recopilación de los relatos de Grimm y Andersen.

11. ¿Qué autores lee actualmente con especial devoción?

Marguerite Yourcenar, Dostoievski, Lewis Carroll, Borges, Coetzee, Roald Dahl y varios contemporáneos que quiero mucho, pero que harían muy larga esta lista.

12. De las obras de Gabriel García Márquez, ¿cuál la ha emocionado especialmente?

Obviando Cien años de soledad, que no puede faltar, hay dos cuentos que felizmente redescubrí hace poco: La Luz es como el agua, que celebra la imaginación infantil, y En este pueblo no hay ladrones, donde demuestra su genial capacidad de relatar en un reducido espacio.

13. ¿Qué es lo más valioso que ha aprendido de sus padres?

De mi madre aprendí el entusiasmo hacia la vida. Mi padre murió cuando yo apenas comenzaba a aprender.

14. Usted es una viajera incansable. ¿Cuáles son sus ciudades favoritas?

Nueva York, Berlín, Buenos Aires, Barcelona… ¡y todas las que me faltan!

15.¿Cuál es el lugar que más se acerca a su idea de paraíso?

La Sierra Nevada de Santa Marta.

FERNANDO QUIROZ

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.