Secciones
Síguenos en:
Monterrey elegirá su futuro a través de consulta popular

Monterrey elegirá su futuro a través de consulta popular

La gente decidirá el 27 de abril si le apuesta al petróleo o se la juega por la defensa del agua.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de abril 2014 , 06:53 p. m.

La consulta popular que se hará el próximo domingo 27 de abril en Monterrey (Casanare), promete ser el escenario perfecto para calibrar el desgaste y la inconformidad de un pueblo cansado de la actividad petrolera que afecta su medio ambiente, frente al poder del Estado para acatar o ignorar la decisión del constituyente primario.

Con la consulta del domingo se le preguntará a la gente si está de acuerdo o no que se siga haciendo exploración, sísmica y perforación en por lo menos seis veredas del piedemonte de ese municipio de Casanare, y desde ya muchos se preguntan qué tan efectiva pueda ser la consulta si la gente decide que no se hagan más trabajos petroleros.

La inquietud se da como resultado de lo que ocurrió en Tauramena, en donde en diciembre pasado también hubo consulta popular por el mismo tema y aunque los electores dijeron que no, sostienen que se han hecho algunos esguinces para no acatar la voluntad de la gente.

Incluso, los conceptos emitidos hasta ahora por la Corte Constitucional y el Consejo de Estado no terminan por dar claridad y una definitiva sobre el tema.

Lo cierto, dijeron expertos consultados por Llano Sie7edías, es que este domingo los habitantes de Monterrey tienen la opción de decidir sobre su futuro social, ambiental y económico y que si la gente opta por decidir que no, se levantarán ampollas porque tanto las petroleras como la Nación-Estado reclaman el derecho a explotar una riqueza que está en el subsuelo y que le pertenece a la Nación.

Para llegar a la consulta popular, la Alcaldía y el Concejo de ese municipio hicieron los trámites de rigor ante el Tribunal Administrativo de Casanare, el cual emitió un fallo en el que se autoriza realizarla.

El censo electoral de ese municipio es de 10.320 votos y de ese total, para que sea válida la consulta, se requiere que una tercera parte más uno vote en las urnas, lo que daría una cifra cercana a los 3.500 votos.

Luz Marina de Ballesteros, diputada de Casanare, dijo que espera que la gente vote por el no a la sísmica, porque está convencida de que hay que cuidar la poca agua que queda.

“La gente está cansada, uno de los tantos motivos es que ya no tenemos regalías y otro es que se afecta la flora y la fauna. Los servicios públicos carecen de todo, el pueblo es pequeño y sufrimos un desorden territorial y social con drogadicción e inseguridad.

“Con la actividad petrolera nos exponemos a tener terrenos áridos, a no poder sembrar ni una mata de yuca ni de plátano, porque no se puede en un terreno sin agua y rodeado de sequía”, sostuvo la diputada.

Ya es un acuerdo

Tras la consulta popular hecha el pasado 15 de diciembre en Tauramena, en la que la gente decidió que no se hagan más labores de sísmica y exploración en su territorio, el Concejo de ese municipio ya convirtió en un Acuerdo municipal esa decisión.

Así lo explicó Dina Heredia, concejal de Tauramena, quien dijo que se le dio aval a lo acordado en la consulta y que eso mantiene vivas las esperanzas de sus habitantes para que se respete y se cumpla con lo que pidieron.

'Aguas que no se deben tocar'

Según Fabio Barreto, exconcejal y exinspector de Policía de Monterrey, existe mucha inconformidad por el trato que se le ha dado al agua con la sísmica y las labores petroleras.

“En Monterrey la gente ha estado acostumbrada a que las petroleras les den de comer, pero cuando se tocan veredas importantes en donde nace el agua y de donde sale un macroacueducto que surte a 30 veredas de Monterrey y Tauramena, ya la cosa es a otro precio y por eso estamos defendiendo lo que nos toca: el agua”, dijo el exconcejal.

Resaltó que Monterrey es como el epicentro del petróleo, porque de un solo tubo sale para Bosconia y Coveñas y que ahí confluyen cinco oleoductos que recogen el crudo de todo el país.

De igual forma, varios residentes de ese municipio se quejaron porque ya cuenta con una población flotante que ha traído algunos problemas de inseguridad, riñas, prostitución y drogadicción y que eso hace unos 20 años no ocurría.

Carolina Pérez, ecóloga y quien adelanta una consultoría en el municipio sobre ordenamiento territorial y zonas de riesgo, dijo que se está organizando el cronograma y que ha ido por los colegios invitando a los jóvenes para que estimulen a la gente para que vote en la consulta por el no.

Dijo que la Alcaldía se ha mantenido neutral. “Nos han ayudado con los permisos para reunirnos en plazoletas, parques, poner publicidad, pero participación directa no hay” indicó.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.