Se revive polémica por los grafitis en Bogotá

Se revive polémica por los grafitis en Bogotá

Incidente con frases neonazis sobre mural en honor a víctimas de la UP desató polémica.

notitle
13 de abril 2014 , 10:47 p.m.

Luego de que este sábado en la noche, un grupo, que se autodenominó neonazi, escribiera sobre un mural pintado para homenajear a las víctimas de la UP palabras como “fascismo totalitario” y “Fuera UP”, volvió a abrirse el debate sobre cómo manejar los grafitis en la ciudad. (Lea también: Aida Avella denunció amenazas a la UP y solicitó garantías).

Cabe recordar que hace unos días, el alcalde (e) Rafael Pardo vivió una polémica porque la Policía borró varios dibujos hechos por grafiteros en lugares autorizados.

Y es que por un lado están los murales y otros dibujos que han pintado artistas urbanos o llamados grafiteros en lugares concertados. Política de concertación que comparten ciudades como Barranquilla, Medellín y Cali, donde las administraciones municipales les buscan espacios puntuales para que hagan sus expresiones.

Pero, de otro lado están los rayones y manchas que dañan señales de tránsito, bases de puentes, pavimentos, ciclorrutas y mobiliario urbano que preocupan a la Alcaldía.

“La polarización política está llevando a que muchachos irresponsables, primitivos y destructivos hagan cosas que están lejos de la expresión democrática. Se están convirtiendo en grupos de barbarie”, dijo el alcalde encargado de Bogotá, Óscar Sánchez.

Agregó que con la Ministra de Cultura han advertido que esos grafitis “maltratan espantosamente la fachada de la catedral” y las obras de arte.

En un intento por organizar esa expresión urbana, se vienen realizando mesas de trabajo con colectivos artísticos bogotanos.

Reuniones que, según Sánchez, se hacen para que “se respeten el patrimonio y las obras de arte, como el mural de la UP”. Y para que se habiliten espacios de forma concertada. Pero lo que viene sucediendo en las calles, paredes, murales y demás espacios públicos indica que no todos están cumpliendo con los compromisos ni respetando los espacios señalados.

De acuerdo con el decreto 075 de febrero del 2013, entre los espacios prohibidos para los grafitis están, además de las señales de tránsito y ciclorrutas, la infraestructura de TransMilenio, andenes, pavimentos y puentes peatonales.

El nuevo subsecretario de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Bogotá, Jhonatan Nieto, reiteró que “sí hay límites para los grafitis en la ciudad”.

Agregó que para hacer cumplir la norma, se recurrirá a los alcaldes locales y a la Policía, cuando sea necesario y, sobre todo, cuando atenten contra bienes patrimoniales”.

Mientras tanto, repintarán el muro levantado en homenaje a las víctimas de la UP.

En otras ciudades

Barranquilla. “No hay permisos”, dice el grafitero ‘Shot’. Pero la Alcaldía les ha ofrecido espacios para expresarse. Además, ellos deben pedir permiso a los dueños de los predios donde quieren rayar. Si no, pueden ser detenidos por horas.

Medellín. El proceso ha sido concertado. La Alcaldía ha asignado muros en el centro, en las estaciones del Metro y otros lugares específicos de la ciudad para que sean intervenidos por los colectivos de grafiteros.

Cali. Aunque no existe una ley que fije normas para pintar grafitis, según Ánderson García, del Movimiento Graffiti Cali, con autorización de la Alcaldía se han pintado las paredes en varios sectores de la ciudad.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.