Con dos océanos, solo el 23 % del pescado que se consume es local

Con dos océanos, solo el 23 % del pescado que se consume es local

Más de la cuarta parte del pescado foráneo llega al país de contrabando de distintos países.

notitle
12 de abril 2014 , 07:28 p.m.

Cada Semana Santa los colombianos viven una verdadera ‘multiplicación de los peces’. Todo porque ese es uno de los alimentos que más se consumen en esta época del año, en la que, por el carácter religioso de la temporada, muchas personas dejan de lado el ‘pecado de la carne’.

Con costas sobre dos océanos y tres ríos principales, más de tres cuartas partes del consumo de pescado en Colombia son de importaciones. Provienen de países tan lejanos como Noruega y Nueva Zelanda –en Europa y Oceanía–, además de Vietnam y China, en Asia. Se estima que un 28 por ciento del pescado extranjero entra de contrabando al país.

De Vietnam llega especialmente basa, un tipo de pescado que se ha hecho popular incluso en Europa, y que cada día se sirve más en los restaurantes nacionales debido a su bajo precio.

De China se importa tilapia y toda clase de mariscos congelados. El pescado traído de este país se vende básicamente en filetes congelados.

También hay especies procedentes de naciones vecinas como Ecuador y Perú, además de Brasil, Chile, Uruguay, Argentina y Venezuela de donde, según productores nacionales, ingresa gran cantidad de pescado de contrabando. El mismo fenómeno se presenta en la frontera con Ecuador.

De Argentina y Uruguay llegan toneladas de bocachico, que en Colombia tradicionalmente se ha pescado en ríos como el Cauca y el Magdalena. Así que no se extrañe de que en su plato de Semana Santa tenga un bocachico procedente de los ríos Paraná o Uruguay.

De Chile llega salmón, uno de los pescados más costosos del mercado, pero que por su demanda creciente está llegando cada vez más a los consumidores colombianos. Chile es uno de los países que más ha desarrollado su industria pesquera en los últimos años, y la oferta de sus productos sigue en ascenso. El salmón también llega de Noruega; y Nueva Zelanda aporta mejillones.

Para el mercado gourmet se trae salmón rojo, que se distribuye en restaurantes de alta gama. Tomás Restrepo, presidente de Atlantic, firma importadora de esa especie, dice que hay un mercado de nicho para este producto, especialmente restaurantes japoneses que lo usan en distintos platos como el sushi.

La Cámara de la Industria Pesquera de la Andi estima que en el 2013 entraron al país unas 57.000 toneladas de productos de contrabando, frente a unas importaciones legales estimadas en 142.000 toneladas. En total (legales más contrabando), las compras externas sumaron en el 2013 198.000 toneladas. Así, el contrabando equivale al 40 por ciento de las legales y es más del 28 por ciento de todas las importaciones.

No obstante, las cifras del gremio no concuerdan con las del Dane, según las cuales en el 2013 se importaron casi 88.000 toneladas. El dato corresponde a lo que se clasifica en el arancel de aduana como ‘pescado, crustáceos, moluscos e invertebrados acuáticos’. Alejandro Londoño, director de la Cámara de la Industria Pesquera de la Andi, dice que el Dane no incluye en sus cifras todo el universo del sector, y de ahí la diferencia de las cifras, ‘contaminadas’ por el contrabando.

Pero más allá de esas diferencias, el hecho es que al país están llegando más productos de pesca del exterior.

Mercado creciente

Óscar Miguel Rivero, propietario de la importadora Rivertez Internacional SAS, dice que los colombianos están consumiendo cada vez más pescado y otros productos de mar importados que compiten en precio con los nacionales, que aún así se resisten a perder espacio en la mesa de los colombianos.

Los propios comerciantes minoristas dicen que los pescados nacionales siguen pesando en los platos de las familias. “Vendemos de todo, especialmente producto nacional porque es lo que más le gusta a la gente como el bagre del Magdalena y la mojarra”, dice Carlos Muñoz, un comerciante de la plaza de mercado del barrio Las Ferias, en el noroccidente de Bogotá. Señala que el bagre está alrededor de 9.000 pesos por libra y la mojarra a 4.000. “De pescado importado vendemos basa de Vietnam a 6.000 pesos libra”.

La producción nacional incluye pescado de cultivo como mojarra, trucha y cachama de la represa de Betania en el Huila.

La importadora Rivertez opera en la Corporación de Abastos de Bogotá (Corabastos), el mayor centro de acopio de alimentos del país, y junto con otras empresas se encargan de proveer pescado y mariscos extranjeros a los vendedores finales. “Las empresas que operamos en Corabastos distribuimos pescado importado al resto del país y lo traemos cumpliendo todas las normas sanitarias que nos exige el Invima”, dice Rivero.

El consumo nacional es muy bajo

Las empresas importadoras dicen que para atender la demanda de Semana Santa, el pescado extranjero se compra desde noviembre o diciembre debido al largo camino que el producto debe recorrer, y para cumplir con las exigencias de calidad. Las cifras del Dane así lo confirman. Mientras que las importaciones registradas entre julio y septiembre sumaron unos 16 millones de dólares al mes, en octubre, noviembre y diciembre las cifras subieron a un promedio de 25 millones.

Alejandro Londoño, director de la Cámara de la Industria Pesquera de la Andi, sostiene que en la época de Cuaresma el consumo de pescado en Colombia aumenta alrededor del 60 por ciento.

Pese a todo, los colombianos no somos grandes consumidores de pescado, ni siquiera en el contexto de América Latina. Se estima que cada colombiano consume solo seis kilos de pescado al año, mientras que el promedio latinoamericano es de unos 10 kilos, y el mundial asciende a 19 kilogramos. El consumo en China es 30 kg; en Europa, 22 kg, y en Estados Unidos, 24 kg. El ‘campeón mundial’ es Japón, con 57 kg al año, según datos de Infopesca, una organización intergubernamental latinoamericana de esa industria.

FERNANDO GONZÁLEZ P.
Subeditor de Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.