El comediante Andrés López y la Filarmónica de Bogotá, juntos

El comediante Andrés López y la Filarmónica de Bogotá, juntos

La 'rumba' de los 14 cañonazos sinfónicos, un concierto didáctico singular.

09 de abril 2014 , 04:35 p.m.

Probablemente sea difícil imaginarlo, pero cuando ‘chiquito’, ese alborotado que es Andrés López no se perdía concierto de la Filarmónica de Bogotá. Su abuelo y su papá lo llevaban al Auditorio León de Greiff. Dice que en 1975, cuando la vio por primera vez, no podía creerlo: “Cuando oí el Mesías de Händel, sentí que de verdad Jesús se había muerto, que algo grave había pasado”.

López, en tono serio, explica: “Siempre ha sido una pasión para mí la música clásica, que a la larga es simplemente la música, eterna, la de los logros de la civilización”. Todo esto define lo que será el concierto 14 cañonazos de la música filarmónica, entre el comediante y la orquesta, este sábado bajo la dirección del maestro Eduardo Carrizosa.

El recital es una historia de la música ligada a las 24 horas de vida de un niño, desde que se despierta, va al colegio y hace las tareas, hasta la noche, con piezas como apartes de Los Planetas de Gustav Holst; de la Obertura 1812 de Tchaikovsky, el Nocturno No.2 de Chopin, Cuadros de una exposición, de Mussorgsky; Así habló Zaratrustra, de Strauss; la obertura Guillermo Tell, hasta el tema de La guerra de las galaxias, entre otras.

“Hay que reconocerle el mérito a Johann Strauss que logra estar al mismo tiempo en una fiesta de 15 con J Balvin”, agrega el comediante, quien afirma que sus compositores favoritos son Satie, Elgar y Wim Mertens.

López enlaza todos sus recuerdos con el cine: con 2001 Odisea en el Espacio, o las escenas de Darth Vader, y La naranja mecánica. También las diatribas de Bugs Bunny en medio de oberturas. Y para rematar, en el concierto se presentará un arreglo orquestal de la música original del videojuego Mario Bross.

“Me despeluco como Beethoven en ese concierto” adelanta el actor. Y aunque suena como una locura poner en un mismo escenario el extremo orden de la orquesta y el repentismo de López, en realidad hay un libreto que él ha trabajado en conjunto con Carrizosa, a quien admira profundamente.

“La labor de un comediante es hacer creer al público que uno está improvisando, pero en realidad estamos muy preparados desde antes: le entregué al maestro Carrizosa mi guion de 30 páginas y él me mostró sus partituras –explica– y no me pierdo ¡Yo pasé por una universidad! El famoso profesor ‘Piquis’, de Antropología, decía ‘meta materias de música’, y lo hice”.

“Uno tiene derecho a su Filarmónica, y eso es lo que se le trata de decir a los niños, que por más audífonos o superparlantes, nada se compara con el sonido en vivo de una orquesta; por más reguetón-fusión-pop ‘ruacc’ (rock) que suene, los músicos filarmónicos son los protectores de la eternidad”, afirma López, tan emocionado como cuando ‘chiquito’.

Concierto este sábado

Serán dos presentaciones, el 12 de abril, a las 2 y 5 p. m. en la Plazoleta el Jubileo, de Compensar (Avenida 68). Entrada libre.

CARLOS SOLANO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.