Secciones
Síguenos en:
'Este socialismo de Venezuela es una fábrica de millonarios'

'Este socialismo de Venezuela es una fábrica de millonarios'

Entrevista con Leopoldo López Gil, padre del líder opositor venezolano, ahora encarcelado.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de marzo 2014 , 06:48 p. m.

Desastrosa y caótica son los términos con los que Leopoldo López Gil -padre de Leopoldo López Mendoza, líder de la oposición en Venezuela y que está detenido desde el 18 de febrero por supuestos delitos derivados tras la marcha del 12 de febrero- califica la situación de su país tras 15 años de gobierno socialista. (Vea en imágenes: La entrega de Leopoldo López).

López Gil, empresario que está de visita en Colombia, considera que el futuro de su país es como cuando una persona está al borde un barranco y no hay una raíz que lo sostenga, para representar que en cualquier momento se puede caer.

¿Cómo ve la gestión del gobierno de Nicolás Maduro en casi un año de mandato?

Hay una total ineptitud en la administración, la deuda es impagable, la inflación es una de las cinco más altas del mundo, hay una escasez del 40 por ciento en la capital y nivel regional debe ser más alta, hay 25.000 homicidios al año y hay un 92 por ciento de impunidad. Además, tenemos delincuentes que salen de las cárceles a hacer el mal y luego se reúnen con las fuerzas del orden. Eso sin hablar de la corrupción, pues se han perdido más de 20.000 millones de dólares con los diferentes esquemas cambiarios que ha montado el gobierno. Es que este es un socialismo que fabrica millonarios.

¿Se habla de la violación de derechos y garantías?

En Venezuela el gobierno cercena la posibilidad de que la gente se informe. Hay que ver cómo el diario 'El Nacional' está saliendo con apenas ocho páginas por la falta de papel que no le dejan importar, la televisión está amordazada, además hay dos alcaldes que fueron elegidos por miles de votos que fueron arrestados sin motivos ni sindicaciones claras y además la fiscal muestra 1.400 detenciones de estudiantes de los que 150 han sido ya condenados. La aberración es total y uno ve que el futuro no va para ningún lado. (Ver también: EE. UU. reitera que no descartaría sancionar a Venezuela por crisis).

¿Cómo está la situación de su hijo?

Con la detención de Leopoldo hay cosas que son arbitrarias: no se le llevó al Palacio de Justicia como lo manda la ley, por el temor a las marchas. Hicieron todo dentro de una cárcel militar, lo que no es constitucional, la jueza de la audiencia tiene jurisdicción en el distrito capital y la comparecencia se hizo fuera. Para nosotros el juicio no va a ser justo pues dejaron por fuera los 30 testigos y expertos que propusimos para ser consultados.

¿Hay una fecha clave en este proceso?

La audiencia definitiva está programada para 5 de abril. Ahí se admiten los cargos de la Fiscalía o los desecha. Soy muy poco optimista del sistema judicial de Venezuela pues es injusto. Sin embargo, espero que alguno de los jurados decida comportarse con nobleza y ver la situación con objetividad.

¿Qué tan ciertas son las versiones de división entre la oposición?

Siempre ha habido unidad. Algunos sembraron el tema de las diferencias entre la oposición. La democracia permite la discusión, pensar distinto o tener varios enfoques y en gobierno y el oficialismo dicen que eso es desunión. La representación de la unidad tiene una sola voz y así fue la postura con los cancilleres de la Unasur que fueron a Venezuela el martes y el miércoles. Además, con el gobernador Henrique Capriles y su familia nos une una amistad que lleva tres generaciones y ahí no pueden sembrar discrepancias.

Su hijo habló de un silencio vergonzoso de los vecinos en la crisis en Venezuela. ¿Qué opina de la actuación de Colombia en este sentido?

El hecho de que Colombia no se manifieste es porque no han sido invitados a colaborar de manera directa. Estoy seguro de que cuando se le pida ayuda, colaborará.

¿O cree que es por el temor a un nuevo regaño al presidente Santos, como lo hizo hace algunas semanas el presidente Maduro?

La verdad, es vergonzoso que al presidente Santos le dieran a probar la medicina que nosotros probamos todos los días.

¿Hasta cuándo aguantará la economía venezolana?

En nuestro país se paga por un café, una gaseosa o una botella de agua mucho más que por un galón de gasolina. Si hay que empezar a ajustar va a ser por lo obvio. Lo peor es que el poder adquisitivo de los venezolanos se va a empezar a afectar y sucederá que algunos productos no se van a poder comprar o ni siquiera se podrán conseguir. Así, para el grueso de la población lo que se está incubando es una fábrica de pobreza.

¿Qué se puede esperar de la mediación internacional?

Aspiro que se reúnan con condiciones claras pero para negociar una situación. No para dialogar. Sentarse a hablar es una pendejada, como dicen los colombianos. Tiene que haber unas condiciones mínimas para consolidar una verdadera democracia pues no tenemos autonomía judicial, no tenemos una Asamblea Nacional imparcial, el Ejército saluda todas las mañanas con loas al socialismo. (Ver también: Cancilleres de Unasur hicieron recomendaciones a Maduro).

¿Pero y el masivo apoyo a Maduro es una ilusión?

El señor Maduro tiene, en el mejor de los casos, el apoyo de la mitad del país. Una encuesta que realizó una de las empresas más grandes en investigación social y presentada ayer miércoles muestra que el 35 por ciento de las personas en Venezuela dijeron ser chavistas y el 25 de ese universo dijo estar conforme con el gobierno chavista.

¿Qué opina de la negativa a que la diputada opositora María Corina Machado hablaría en el plenario del Consejo de la OEA?

Aspiro a que la comunidad internacional haga gala de su pueblo. Ojalá que esos pueblos cuyos gobiernos esperan unos cuantos barriles de petróleo de Venezuela y votan a favor las prácticas antidemocráticas del gobierno Maduro, les exijan algo distinto. Yo los llamaría los petrocochinos.

¿Hay alguna salida a la crisis venezolana?

Espero que Maduro escuche la calle que grita lo justo. Los manifestantes no hablan en chino y lo que le dicen es que no tenemos comida, medicina, hospitales, seguridad, gobierno y hay mucha violencia. A lo mejor podamos llegar a un acuerdo. De pronto un sacrificio personal del propio Maduro. Él ha dicho que a los alcaldes a los que les ha quitado el mandato es por la mala administración. Entonces, bajo esa misma lógica, ¿por qué no se le puede aplicar a Maduro lo mismo?

¿Cómo ve a Colombia?

Hace décadas la comparación con Colombia, cuando uno venía, era muy contrastante pues Venezuela lo tenía todo. Ahora es lo mismo, pero al revés.

HOLMAN RODRÍGUEZ M.
Redacción Internacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.