En Brasil, contrabando de cigarrillos supera en volumen al de coca

En Brasil, contrabando de cigarrillos supera en volumen al de coca

El tabaco está al nivel del cannabis en el ranking de los más grandes negocios ilícitos.

notitle
22 de marzo 2014 , 07:11 p.m.

En la frontera con Brasil nada parecía amenazar el tráfico de cocaína, el delito más rentable en la frontera con Paraguay. Pero la expansión incontrolable del tráfico de cigarrillos de contrabando superó ya al de marihuana y cocaína en volumen y está a punto de sobrepasarlo en valor. Las cifras son extraordinarias.

Paraguay produce 67.000 millones de unidades al año (3,3 millones de cajetillas), tasadas en 5 billones de dólares a precio de mercado. Los paraguayos fuman tan solo un 2 por ciento y el resto convierte a ese país en el mayor proveedor de cigarrillos piratas de América Latina. Argentina, Colombia y Brasil son los principales destinos. (Lea también: Mafia y Farc lavan fortunas con cigarrillos del presidente de Paraguay).

Las cajetillas ilegales que entran a Brasil por los 1.300 kilómetros de frontera con Paraguay equivalen, en valor, al 36 por ciento de lo que entra de marihuana y cocaína por todos los 16.000 kilómetros de frontera con diez países. Y hay más cifras. Desde el 2010, Brasil, uno de los principales receptores de esta mercancía, ha incautado 278 millones de dólares en marihuana, casi el triple en coca y 907 millones en cigarrillos paraguayos.

Por los estados de Paraná y de Mato Grosso del Sur, los únicos que tienen frontera con Paraguay, entran los dos productos paraguayos más populares: el cigarrillo y la marihuana. Según estadísticas, el valor del tabaco decomisado equivale al 67 por ciento de lo confiscado en coca y marihuana. Esto significa que el tabaco está al nivel del cannabis en el ranking de los más grandes negocios ilícitos en las transacciones financieras transfronterizas.

“El contrabando de cigarrillos es el principal problema”, dice Ricardo César Cubas, de la Policía Federal en Foz de Iguazú (Brasil). La percepción es la misma en otras fuerzas de seguridad, que aseguran que los traficantes ya están intercambiando drogas por cigarrillos. La razón: el contrabando de tabaco es más rentable y tiene mayor poder de corrupción que el tráfico de drogas. De hecho, en los cuatro operativos anticontrabando más recientes fueron detenidos 53 funcionarios, incluidos miembros de la Policía Federal, Militar y de Carreteras. Eso la ha llevado a ser la mejor oferta de cigarrillo para Brasil, donde hay 32 fábricas registradas en el Ministerio de Finanzas. El fisco también favorece el negocio de Cartes. En Paraguay, la carga impositiva sobre los cigarrillos es del 10 por ciento, mientras que en Brasil bordea el 70 por ciento. Además, fábricas como las de Cartes obtienen una exención arancelaria de cinco años sobre la maquinaria. De ahí surge la paradoja: Brasil tiene 200 millones de habitantes y 11 industrias de cigarrillos; Paraguay tiene 6,5 millones de habitantes y tres veces más fábricas. Esto explica por qué Paraguay tiene 2.600 marcas registradas y 70 de ellas entran a América Latina por la puerta trasera.

De hecho, tres de cada 10 cigarrillos consumidos en Brasil se introducen de contrabando. Los 2,2 billones de dólares transados cada año en el mercado local generan una pérdida de 1,5 billones de dólares por la evasión de impuestos y se roba 30.000 puestos formales de trabajo en Brasil. Cartes impulsó la industria y crecieron juntos: hizo una fortuna y ahora ganó la presidencia. Pero no solo es el Presidente de Paraguay, también es el mayor beneficiario –dice él sin quererlo– del contrabando de cigarrillos a más de 40 países. Su tabacalera representa el 30 por ciento de los 67.000 millones de cigarrillos producidos por año en Paraguay.

Hay cenizas de tabaco paraguayo en cinco continentes. Al menos nueve rutas drenan el producto por toda América. Una de las ventajas de las cajetillas de Cartes sobre la marihuana y la cocaína es que su comercio ilegal no es visto por la mayoría de los brasileños como un crimen y eso ayuda a que aumente su tamaño. Además, la red ilegal funciona como una empresa que incluye un fondo de reserva para las pérdidas por incautaciones, el pago de fianzas de los miembros de la mafia capturados y el de sobornos.

MAURI KONIG
Gazeta do Povo
Lea el informe completo sobre Brasil en www.gazetadopovo.com.br

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.