El exalcalde se declaró en campaña por asamblea constituyente

El exalcalde se declaró en campaña por asamblea constituyente

El destituido alcalde llamó a sus seguidores a movilizarse sin violencia. Dijo que Santos mintió.

notitle
19 de marzo 2014 , 07:16 p. m.

Tras arremeter contra el presidente de la República Juan Manuel Santos, por no haber acatado las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y llamar “impostor”, al nuevo alcalde encargado, Rafael Pardo, el destituido alcalde de Bogotá Gustavo Petro se declaró en campaña por una asamblea nacional constituyente.

En un discurso ante una plaza de Bolívar colmada por sus seguidores, y acompañado de su familia, Petro anunció una gira por el país que piensa arrancar por Barranquilla y que incluirá todas las plazas públicas. “El alcalde va a salir de esta oficina. El alcalde se va a instalar en los barrios populares”, dijo al señalar que quiere viajar a Cali, a Medellín, al Valle del Cauca, a los Santanderes, a convocar a la ciudadanía nacional por la asamblea constituyente.

"La Bogotá Humana ganó limpiamente en las elecciones, no compró un solo voto, no ensució la decisión popular ni con la sangre ni con la cocaína. Quienes dan el golpe de Estado contra la Bogotá Humana se han hecho elegir con los dineros de la corrupción, con la sangre y con los dineros de la cocaína", afirmó Petro.

"El Presidente de la República mintió. Creo que las cosas están al desnudo y mejor que sea así. La hipocresía no vale", indicó.

También dijo que irá a la Habana y a Washington y solicitó a sus seguidores que se mantengan en “resistencia” acompañando su propuesta, que en su concepto se justifica porque “las garantías civiles en Colombia no existen”, y si alguna vez existieron “las han anulado”. En su opinión, “el voto en Colombia no sirve”.

“En nosotros, la ciudadanía, queda depositada la única esperanza de paz para Colombia; quienes dirigen este país no tienen la estatura moral e intelectual para hacerlo”, afirmó Petro en su discurso.

Insistió en llamar “golpe de estado” su destitución del cargo por parte del procurador Alejandro Ordóñez y acatado por el presidente Santos, pero les hizo un llamado a las personas que lo han acompañado en sus manifestaciones públicas a que no impidan la llegada del nuevo alcalde al Palacio Liévano.

“No quiero violencia”, les pidió a los asistentes a la plaza de Bolívar, pero advirtió: “si nos toca ir a un paro nacional, a huelga civil pacífica, allí estaremos”.

“No sé si vuelva a esta Alcaldía”, expresó Petro al referirse a un eventual fallo a su favor en la Corte Interamericana dentro de un año. Pero a renglón seguido afirmó que “no tiene sentido” retornar.

“La justicia quizá nos devuelva a esta oficina. Ese día llenaremos la plaza de Bolívar, pero mientras tanto, llegó la hora de levantar a la ciudadanía colombiana. Yo los invito a ustedes a iniciar esta jornada por la transformación de Colombia”.

Despedida con lágrimas

Tras escuchar el discurso del destituido alcalde, en la Plaza de Bolívar, la muchedumbre que lo acompañaba frente al Palacio Liévano continuó lanzando puyas en contra del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Entre lágrimas, algunos de los manifestantes se lamentaban por la decisión e insistían en que Petro “es y seguirá siendo el primer mandatario de los bogotanos”.

“Cómo espera Santos que la gente confíe en el proceso de paz y que las Farc entreguen las armas si nos golpearon por la espalda”, aseguró Jorge Romero, uno de los simpatizantes, casi parodiando las palabras que Petro pronunció en contra del Presidente, de su gobierno y del proceso de paz que se adelanta en La Habana (Cuba).

Entre los últimos grupos en abandonar la plaza pasadas las 8 de la noche estaban algunos miembros de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), grupos de hip hop, líderes de diferentes localidades de la ciudad, grupos amigos de los medios alternativos de transporte y grupos feministas.

Muchos insistieron en que este episodio es un golpe contra la democracia. “El voto en Colombia no sirve; mire lo que nos hicieron, nos rayaron la cara”, dijo una mujer, que prácticamente repitió las palabras que Petro dijo en su discurso sobre la pérdida de validez que del voto en Colombia a raíz de su destitución e inhabilidad.

Cuando ya el alcalde había abandonado la plaza, espontáneos subieron a la tarima para expresar en un minuto su sentimiento por su partida. Con un “Gracias ciudadanas y ciudadanos”, Petro se despidió del Palacio Liévano.

REDACCIÓN BOGOTÁ Y EL TIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.