'Boom' / El lenguaje en el tiempo

'Boom' / El lenguaje en el tiempo

11 de marzo 2014 , 04:24 p. m.

La proliferación de palabras extranjeras en la prensa es grande. Los periódicos dicen que las mujeres prefieren el coupé al sedán, que su look es fresco, que Fulanita es muy sexy y tiene mucho glamour, que le gusta tal o cual tablet y que le encanta tal o cual crack del fútbol, cuando es tan fácil escribir todo eso en español, cupé, pinta, sexi, glamur, tableta y crac.

Uno de los extranjerismos más frecuentes en los últimos días fue boom, palabra inglesa usada para referirse al ‘éxito o auge repentino’ de algo. He aquí algunos ejemplos de EL TIEMPO: “Tuvo su boom entre 1999 y 2002” y “El boom de hoy comenzó con Kevin Flórez”, sobre la champeta; “Definitivamente hay un boom en Colombia”, sobre la Feria Arco 2015.

Del diario económico La República: “Que le permitiera sacar provecho del boom comercial del país”, sobre la venta de motocicletas. De El Espectador: “El boom de la bicicleta cada vez se siente más fuerte en Bogotá”, sobre la movilidad en la capital colombiana.

En todos estos casos la palabra inglesa boom se hubiera podido cambiar por las españolas auge o éxito.

El término boom se comenzó a usar en nuestro ámbito lingüístico a finales de los 60 para referirse a un grupo de escritores latinoamericanos que por esa época empezó a leerse con avidez en España. Los más significativos representantes del boom de la literatura latinoamericana son Cortázar, Vargas Llosa, García Márquez y Carlos Fuentes.

En días pasados la usaron bastante los periódicos, con motivo del cumpleaños 87 de Gabriel García Márquez y de los 50 años de publicación de Rayuela, de Julio Cortázar.

El arraigo que tiene esta denominación, tan fuerte como los nombres populares de grandes escuelas artísticas, impresionistas, cubistas, romanticismo, Piedra y Cielo, Gruta Simbólica, hará muy difícil que se deje de escribir boom al hablar de los mencionados autores, pero en los demás casos, es preferible escribir auge, éxito, o como lo propone el Diccionario panhispánico de dudas, DPD, bum.

Esta última forma, bum, ya figura en el Diccionario de la lengua española, DRAE, y había sido propuesta por el DPD, en el 2005, con cita del libro Autobiografía de Federico Sánchez, 1977, una de sus pocas obras de Jorge Semprún escritas en español y no en francés: “Tuvo cierta resonancia antes del bum de la novela latinoamericana, cuando el minibum de la novela social española”.

FERNANDO ÁVILA, DELEGADO DE LA FUNDÉU BBVA PARA COLOMBIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.