Teléfono satelital, clave en la captura del 'Chapo' Guzmán

Teléfono satelital, clave en la captura del 'Chapo' Guzmán

EE. UU. juzgaría a Joaquín Guzmán en corte de Nueva York. Diez días duró última fase del arresto.

notitle
23 de febrero 2014 , 11:31 p.m.

La operación que dio con la captura de Joaquín Guzmán Loera el ‘Chapo’, de 56 años –y apodado así por su baja estatura– llevaba planificándose varios meses, pero los últimos 10 días fueron claves, pues fue cuando el cerco se fue cerrando en torno al capo del narcotráfico más buscado del mundo. (Vea: 'El Chapo' Guzmán, el mítico fugitivo que alcanzó la cima del narcotráfico).

Los servicios de inteligencia de México, asistidos por la agencia antidrogas estadounidense (DEA), lograron ubicar y capturar al narcotraficante gracias a las señales de su teléfono satelital. (Lea también: Policía busca al sobrino del capo el 'Chapo' Guzmán).

El primer eslabón de la cadena de hechos que condujeron al arresto de Guzmán fue la detención, el 12 de febrero en Puebla, del narcotraficante Daniel Fernández Domínguez, alias el ‘Pelacas’. (Vea: tras los pasos del 'Chapo' Guzmán).

Al momento de su captura, Fernández tenía en su poder 20 teléfonos celulares, varios de ellos con registros de llamadas a números con la clave del estado de Sinaloa. (Caída del 'Chapo' Guzmán no significa la desarticulación del cartel).

Los servicios de inteligencia de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y de la Secretaría de Marina determinaron que algunos de esos números pertenecían a los miembros del equipo de seguridad de Ismael el ‘Mayo’ Zambada, uno de los principales líderes del cartel de Sinaloa y sucesor de Guzmán. (Los negocios del capo el 'Chapo' Guzmán en Colombia).

La información permitió capturar el 13 de febrero a Joel Enrique Sandoval Romero, el ‘19’, jefe de seguridad de Zambada, junto con algunos de sus subordinados en el municipio de Reforma, Sinaloa. El teléfono de uno de los miembros del equipo de Sandoval tenía un número telefónico que, según les aseguró a sus interrogadores, pertenecía al ‘Chapo’.

Algunas versiones mencionan que fue en este punto en el que la DEA ofreció apoyo tecnológico, con geolocalizadores de última generación, para ubicar el aparato que usaba Guzmán, un teléfono satelital.

El 17 de febrero, el aparato fue ubicado cuando Guzmán lo encendió con el fin de hacer una llamada para pedir ayuda para escapar de Culiacán, la capital de Sinaloa. Los agentes federales y efectivos de la Marina llegaron al domicilio de donde partió la llamada, donde encontraron túneles que comunicaban con el sistema de drenaje, por los que el capo presumiblemente había escapado.

Ese mismo día, el teléfono fue ubicado en Mazatlán, y desde entonces los agentes federales se dedicaron durante varios días a estudiar los movimientos del capo y esperar el mejor momento para actuar, de tal forma que no volviera a escapar.

Momento definitivo

Finalmente, el sábado, a las a las 3:45 de la madrugada, comenzó el operativo, que finalizó a las 6:40 de la mañana. Efectivos de fuerzas especiales de la Marina irrumpieron en el edificio de condominios Miramar, en Mazatlán, donde sorprendieron en la planta baja a Carlos Manuel Hoo Ramírez, guardaespaldas de Guzmán, quien los condujo al apartamento 401.

El edificio tiene 27 apartamentos confortables, aunque sin mayores lujos, de dos y tres habitaciones, sala, comedor, zona de lavandería, balcones con vista al mar, que normalmente se arriendan a unos 1.000 dólares mensuales (unos dos millones de pesos). El conjunto tiene una piscina que los transeúntes pueden observar desde la calle.

Fuentes de seguridad indican que los marinos subieron silenciosamente por el ascensor y las escaleras. Abrieron la puerta de madera del departamento con fuerza, pero sin estruendo, rompiendo la cerradura. En una de las habitaciones estaba acostado en la cama un hombre de bigote con una camiseta roja, que trató de alcanzar un rifle automático apoyado en una pared, sin conseguirlo.

El individuo forcejeó y recibió algunos golpes, y finalmente fue sometido y capturado. Un elemento que llamó la atención de las autoridades es que en el apartamento había una silla de ruedas en la habitación principal.

De todas maneras, el operativo no estuvo exento de tensión, ya que la DEA presionó al gobierno mexicano para que la captura se diera lo más rápidamente posible, pero las autoridades querían actuar con cuidado, pues en otras oportunidades el ‘Chapo’ había logrado evadir el cerco de los cuerpos armados, incluso por pocos minutos, y además querían evitar una posible confrontación que pusiera en peligro a la población.

EE. UU. sería el destino
Cortes de Nueva York y Chicago lo solicitan

Fiscales federales en Nueva York y representantes de la DEA en Chicago estudian la posibilidad de solicitar la extradición del ‘Chapo’, ya que, de acuerdo con la DEA, miembros del cartel de Sinaloa trabajan en el área de Chicago importando significativas cantidades de marihuana, cocaína y metanfetaminas para venderlas a toda la región.

La oficina de la fiscal general en el distrito este de Nueva York, Loretta Lynch, fue la primera en anunciar que pedirá su extradición.

EL UNIVERSAL*
* Con Efe
Ciudad de México

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.