Policía busca al sobrino del capo el 'Chapo' Guzmán

Policía busca al sobrino del capo el 'Chapo' Guzmán

Investigadores persiguen a tres de sus emisarios. Valle y Nariño, principales zonas de influencia.

23 de febrero 2014 , 08:00 p.m.

Tres mexicanos que se mueven por el suroccidente del país son para la Policía los principales enlaces del cartel de Sinaloa en Colombia.

Dos de ellos están radicados en el país controlando el envío de cargamentos de cocaína de las Farc y ‘los Urabeños’ por la ruta Pacífico colombiano, Centroamérica, México y finalmente Estados Unidos. El tercero es el sobrino del capo Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán Loera.

Este hombre, cuyo nombre las autoridades mantienen en reserva, es para los investigadores el principal emisario del cartel de Sinaloa. En el expediente que lleva un grupo especial de la Policía, en una investigación con la DEA y la Fiscalía, aparece que desde hace al menos tres años el sobrino del capo estaría visitando Colombia. (Lea también: Los negocios del capo el 'Chapo' Guzmán en Colombia).

Sus primeros contactos habrían sido con el narco Daniel ‘el Loco Barrera’. Luego con la banda criminal ‘los Rastrojos’ y ‘los Urabeños’, y ahora directamente con las Farc. Si bien los organismos de seguridad tenían indicios de los encuentros de este emisario con narcos colombianos, fue en el 2012 cuando la Policía tuvo la pista más clara de la presencia de este hombre. A finales de septiembre de ese año, la Dijín capturó a José Leonel Rodríguez Guevara, alias ‘Pinky’, y a tres de sus socios en un lujoso apartamento en el norte de Bogotá cuando sostenían una reunión. Alias ‘Pinki’ era uno de los hombres de confianza del narco ‘Diego Rastrojo’. (Teléfono satelital, clave en la captura del 'Chapo' Guzmán)

Investigadores aseguran que minutos antes de la captura en el apartamento estuvo el sobrino del ‘Chapo Guzmán’. La cita tenía como objetivo coordinar el envío de una cotizada droga sintética conocida como 2CB o cocaína rosada.

Y en agosto del año pasado, la Brigada contra el Narcotráfico del Ejército señaló que el sobrino de Guzmán “estuvo en Chocó verificando que la droga que salía por esta ruta (la frontera con Panamá) fuera de alta pureza”. (Caída del 'Chapo' Guzmán no significa la desarticulación del cartel)

Organismos de seguridad explican que el cartel de Sinaloa ha centrado su interés en las rutas de tráfico por el Pacífico, especialmente por Buenaventura (Valle del Cauca) y municipios de Nariño; aunque también hay registros de envíos por el Urabá y la costa Atlántica.

“La primera estrategia fue enviar emisarios para coordinar y verificar el envío de cargamentos de cocaína, pero ahora hemos detectado que han optado por comprar los derechos de cultivos, de laboratorios y hasta de rutas”, señaló un oficial que participa en la investigación.

Agrega que así aseguran la calidad de la droga que llega a México, que ya no es clorhidrato de cocaína, sino base de coca oxidada. Ese tipo de estupefaciente fue el incautado el 30 de enero pasado en una avioneta, tipo Cesna, que fue sorprendida sin permisos en la pista del aeropuerto de Ipiales (Nariño) con casi media tonelada de base de coca.

En ese caso, la Dijín dijo que el contacto con la mafia del Sinaloa era el jefe guerrillero alias ‘Rambo’, de la columna Daniel Aldana.

Los bienes del ‘Sinaloa’ en el país

Los nexos de la mafia del Sinaloa en Colombia comenzaron con el cartel del norte del Valle a través de Orlando Henao y ‘Chupeta’. La caída de los capos de la época hizo que esas alianzas se extendieran a sus herederos, que conformaron las bandas criminales. Por el origen de esos contactos, el cartel del ‘Chapo’ siempre ha mantenido relación con ‘los Rastrojos’. Luego con las Farc y con ‘los Urabeños’, que ganaron espacio con la entrega de los Calle Serna.

Pero en esa relación mafiosa del ‘Chapo Guzmán’ hay capítulo extenso de sus nexos con el clan Cifuentes Villa. La DEA y el Departamento del Tesoro de EE. UU. aseguran que esa familia, oriunda de Antioquia, era considerada como amiga del capo. Hildebrando, Jorge Milton y Dolly Cifuentes Villa, según las autoridades de EE. UU., no solo ayudaron con el envío de cocaína, sino en el lavado de dinero. El Departamento del Tesoro dice que crearon un conglomerado empresarial e invirtieron las ganancias en finca raíz, ganadería, playas en islas del Rosario y minas de uranio, entre otros cientos de negocios.

Hasta ahora, la Policía ha incautado 400 bienes a los Cifuentes, valorados en más de 250 millones de dólares. Pero las autoridades tienen información de que el ‘Chapo’ tendría otros bienes, en proceso de investigación. Estos estarían en Antioquia y en el suroccidente del país. En esta región los habrían adquirido para el control de cultivos y laboratorios.

REDACCIÓN JUSTICIA
pauang@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.