Sorpresiva salida del director de Batuta

Sorpresiva salida del director de Batuta

Mincultura ve necesario un perfil con visión comercial. Para Cuéllar, su salida es "contradictoria".

18 de febrero 2014 , 07:53 p. m.

La decisión de la ministra de Cultura, Mariana Garcés, de prescindir de los servicios del director del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles Infantiles Batuta, Juan Antonio Cuéllar, ha causado sorpresa y tristeza entre los miembros de la institución musical y el mismo Cuéllar.

"Reconocemos su desempeño pero creemos que es necesario en esta etapa de la Fundación contar en la Presidencia Ejecutiva con un perfil con una visión comercial", dice la ministra en una carta firmada por Garcés el pasado 10 de febrero, junto a Gabriel Vallejo, director del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), que aporta dinero para la institución.

La misiva agrega: "El programa indudablemente le ha significado grandes satisfacciones al DPS, aunque consideramos que su visibilidad ha sido bastante baja".

Pero Cuéllar, quien es PhD en música y ha dirigido la institución durante seis años, considera que esto es "contradictorio a la luz de los resultados que ha obtenido la institución en los últimos años y el impacto social que tiene Batuta en la vida de muchos niños en situaciones vulnerables".

Entre esos resultados destaca que "al cierre de 2013, el total de beneficiarios del Sistema se acercaba a los 40.000 niños y jóvenes"; la gira de orquestas del sistema por Europa, la creación de Filarmónica Joven de Colombia, con el Grupo Bolívar; la creación de Orquestas en la frontera con Venezuela, así como la Binacional integrada por niños colombianos y ecuatorianos y el impulso de la Orquesta Metropolitana de Bogotá.

Por eso envió una carta a la Junta Directiva de Batuta para dejar a consideración su continuidad.

Aunque está escrita en tono de agradecimiento, el texto deja entrever su preocupación sobre el futuro de la entidad y las dudas sobre las razones de su salida.

"Guardo la esperanza de que la decisión adoptada por el Gobierno Nacional se encuentre firmemente fundamentada en el deseo de continuar avanzando en el crecimiento y fortalecimiento y en la intención de dotar al Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles Batuta de capacidades enfocadas a asegurar sus sostenibilidad a largo plazo", dice en el documento.

Al preguntarle cuáles cree, entonces, que son las razones de su salida, Cuéllar afirma: "desconozco lo que hay detrás de esto. Guardo la esperanza de que esto sea genuinamente por alguna de estas razones de Estado y que no pongan ahí una persona por una razón equivocada o que traten de poner a alguien que recoja recursos pero que no ejerza ese liderazgo que se necesita en una institución como esta para que salga adelante".

Aunque EL TIEMPO se comunicó con el Ministerio de Cultura, hasta la noche de este martes no había respuesta.

Sin embargo en la carta firmada por la Ministra y conocida por este diario, Garcés asegura que contratará a una empresa cazatalentos para que evalúe hojas de vida.

Batuta funciona con recursos del DPS, convenios con el Ministerio de Cultura, la Cancillería, la Fundación Nacional Batuta y cinco organizaciones Batuta departamentales que gestionan sus propios recursos. Por eso la carta también aparece firmada por el director del DPS, Gabriel Vallejo y en ella se indica que en el 2013 el 85,53 por ciento de Batuta provenían del sector público; Cuéllar asegura que el porcentaje es de 76 por ciento del sector público (DPS y convenios con Mincultura) y el resto, un 24 por ciento, los gestionan la Fundación Batuta y el sector privado.

La carta de la Ministra y el director del DPS dice, además, que si bien "el DPS tiene como principal objetivo trabajar por la población más pobre y vulnerable de Colombia y aunque la música ha demostrado ser un factor de cambio importante, no es el único frente a atender", dice la Ministra de Cultura y el director del DPS. Palabras que para Cuéllar desconocen la importancia del trabajo social que ha hecho la música con miles de víctimas del conflicto colombiano.

"Si la próxima semana la junta ratifica esa decisión, yo me voy muy contento de entregar la institución en su máximo nivel de desarrollo. Lo importante es que la opinión pública sepa que esta es una organización importante para el país. Que ha hecho una gestión elocuente en los últimos años, que se ha ganado el cariño de la gente y que va a sufrir un cambio no por cuenta de su propia administración sino por decisión del Gobierno Nacional", remató Cuéllar.

CATALINA OQUENDO
REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.