Gobierno dice que 'Andrómeda' solo podía monitorear espectro

Gobierno dice que 'Andrómeda' solo podía monitorear espectro

Ministro de Defensa explica en el Congreso tema de supuesto 'hackeo' a negociadores en La Habana.

notitle
12 de febrero 2014 , 11:26 a.m.

Sobre las diez de la mañana y a puerta cerrada se inició la sesión en la que ocho congresistas (cuatro senadores y cuatro representantes) realizan un interrogatorio al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y a los generales Leonardo Barrero y Juan Pablo Rodríguez –comandantes del Fuerzas Militares y del Ejército—para que expliquen el funcionamiento y los alcances de la fachada de inteligencia que tenía el Ejército en el sector de Galerías en Bogotá.

El objetivo es que esta comisión tenga herramientas para determinar si hubo irregularidades o extralimitaciones en las funciones de este grupo, al que el CTI de la Fiscalía allanó su sede dentro de una investigación por denuncias de interceptaciones a varios funcionarios, personalidades e instituciones, incluidos miembros del Gobierno como Sergio Jaramillo, que fue citado como Comisionado de Paz.

De la citación se ausentaron el fiscal Eduardo Montealegre (por motivos de salud) y Jaramillo, quien se encuentra en Cuba. El viernes, la Comisión de Inteligencia le había enviado un cuestionario de 64 preguntas al Ministerio de Defensa.

La principal preocupación de senadores y representantes es por qué no hubo acompañamiento de la Fiscalía en los procesos de monitoreo e interceptación, de los que se busca aclarar si se hicieron suplantando las funciones de policía judicial, que no tiene el Ejército.

El Gobierno ha reiterado que las fachadas de inteligencia militar son legales y que están consagradas en la Ley de Inteligencia. El último en afirmarlo fue el abogado Germán Arenas, asesor militar en temas de inteligencia del Ministerio de Defensa.

Arenas dijo esta semana que aún no se ha comprobado en la fachada ‘Andrómeda’ haya hecho algún tipo de interceptaciones o ‘chuzadas’, por lo que es falso hablar de escuchas ilegales. Esta es la principal tesis de defensa del Gobierno mientras se adelantan las investigaciones.

“La Corte Constitucional hace énfasis en lo que es monitoreo y lo que es interceptación. El monitoreo es aquel que se hace de manera general, al azar y de forma aleatoria que no requiere orden judicial. En tanto que la interceptación de comunicaciones corresponde a un proceso penal donde es específico y particular y requiere una orden judicial”, dijo el abogado.

De hecho, fuentes del Mindefensa confirmaron que el principal objetivo de esta fachada era reunir ‘hackers’ y expertos en sistemas de informaciones virtuales para detectar si en ese ámbito existía una “amenaza” contra.

Incluso, la mismas fuentes reconocieron que el Ejército puede “monitorear” a las Farc así los miembros de esa guerrilla estén fuera del país, porque el seguimiento del “espectro de comunicaciones” así lo permite.

Los errores, delitos y extralimitaciones del grupo de inteligencia estarían, si la investigación lo comprueba, en que los miembros del Ejército hicieron seguimientos a funcionarios del Gobierno – como los jefes negociadores en Cuba— o si los ‘hackeos’ se llegaron a realizar a otros organismos, como la Policía y la Fiscalía.

La Inspección del Ejército debe entregar al presidente Juan Manuel Santos este viernes la investigación disciplinaria que determine su hubo o no irregularidades. Lo que ha hecho la Inspección es ‘cruzar’ informaciones y operaciones que estaban dentro de la misión de la fachada con las evidencias que hasta ahora tiene la Fiscalía de supuestas extralimitaciones.

Justicia Penal Militar cerró investigación por ‘coordenadas’ que filtró Uribe

El Ministerio de Defensa también aseguró que en este caso no se repetirá lo que ocurrió con la investigación sobre coordenadas filtradas de una zona de donde saldrían en abril del año pasado jefes de las Farc a Cuba.

La Justicia Penal Militar cerró esta investigación porque no encontró responsables dentro de una cadena de 230 destinatarios de un mensaje de chat por donde se filtró el mensaje hasta el expresidente Álvaro Uribe, que lo publicó en su cuenta de Twitter.

Dentro de la indagación estaban seis oficiales del Ejército. La filtración generó polémica luego de que el expresidente publicara en su cuenta de Twitter el mapa donde se detendrían las operaciones militares en Meta para garantizar la salida del país de una comisión de las Farc, que hoy participa en las negociaciones de paz en La Habana.

Los magistrados militares no pudieron encontrar el origen del mensaje que se dio a conocer por un chat de celular. Aún la Fiscalía y la Inspección del Ejército adelantan indagaciones que, según una fuente del Gobierno, tampoco han podido hallar responsables.

La seguridad se rompió en una unidad militar del Meta y por ese hecho responderán seis oficiales. La investigación interna demostró que uno de los oficiales compartió la cadena de mensajes con líderes de opinión, entre quienes estaba el expresidente.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.