Secciones
Síguenos en:
Hombre investigó por su cuenta quién asesinó a su hijo y pide justicia

Hombre investigó por su cuenta quién asesinó a su hijo y pide justicia

Ante la ausencia de una respuesta por parte de las autoridades, interpuso queja en la Policía.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
31 de enero 2014 , 06:01 p. m.

Desde el 24 de marzo del año pasado, Carlos Fernando Cajamarca, habitante de Soacha (Cundinamarca), no descansa: ese día asesinaron a su hijo y nadie se ha responsabilizado por el hecho.

Era Semana Santa y Carlos Gabriel Cajamarca, quien cursaba décimo grado, aprovechó la tarde para salir con sus amigos a un parque ubicado en el barrio El Sol, a celebrar un triunfo de Millonarios, su equipo del alma.

A las 8:30 p. m., Carlos Fernando recibió una llamada que lo dejó intranquilo: su hijo estaba en el Hospital San Luis porque lo habían agredido. Su instinto de padre le dijo que él había muerto, y no se equivocó.

Según el testimonio de un amigo de su hijo, un hombre costeño “estaba enfurecido porque a su hijo lo estaban molestando. Luego, el señor llegó con un puñal y al primero que le pegó en el pecho fue a Carlos, a pesar de que él sabía que no tenía nada que ver en el asunto”.

Desde que su hijo mayor murió, Carlos Cajamarca empezó una búsqueda incesante de los posibles responsables. “En tres días logré lo que las autoridades no han hecho en casi un año: encontrar al asesino de Carlitos”, afirmó este hombre que trabaja como ayudante en un negocio de pinturas.

Debido a la preocupación de Cajamarca por el lento avance de la investigación, interpuso una queja ante el Departamento de Policía de Cundinamarca, a la Sijín de Soacha y a la Fiscalía, con el fin de que le respondieran, ya que él mismo les había entregado todos los datos y testimonios que sindicaban al presunto asesino.

En la Dirección Seccional de Fiscalías de Cundinamarca, el 11 de julio del año pasado determinaron que el presunto homicida de Carlos Gabriel Cajamarca era Plácido Chacón Rueda, oriundo de Valledupar, contra quien se libró una orden de captura el 16 de abril de 2013.

Sin embargo, casi un año después, no hay razón de su paradero, pese a que se especula que podría estar en algún lugar de la Costa.

Por falta de dinero este hombre, que gana menos del salario mínimo mensual, no ha podido viajar a Bogotá para ir a la Fiscalía, pero cuando reúna el dinero piensa enviarle una carta al general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, para que conozca su caso. “Quiero que al menos alguien se entere de que mi hijo no es una bicicleta, sino un ser humano que fue asesinado y merece que se haga justicia”, afirmó.

El testimonio de Cajamarca deja en evidencia la situación de inseguridad que se vive en Soacha, manifestada en la delincuencia común y los homicidios, fenómeno que se duplicó en los últimos seis años.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.