'Ahora no quiero soltar la titular': Nelson Ramos

'Ahora no quiero soltar la titular': Nelson Ramos

El arquero payanés se encuentra feliz y comprometido por volver a custodiar el arco de Millonarios.

31 de enero 2014 , 11:33 a.m.

Trabajó fuerte durante un año y tres meses para volver a ganarse la confianza del cuerpo técnico y ser el guardián del arco ‘embajador’. Se esforzó el doble de sus compañeros para volver a sentirse útil para el equipo, para volver a sentir la emoción que solo se vive en la cancha y para volver a enamorar a la hinchada albiazul, la misma que estuvo pendiente de su larga recuperación. (Lea también: Nuevas sombras financieras en Millonarios).

Nelson Fernando Ramos está motivado y alegre por iniciar el año como titular en el arco de Millonarios. Contra Envigado, puso fin a las ansias y volvió a sonreír con la gran responsabilidad que tiene en sus manos. “No me cambio por nadie. Estoy feliz porque la larga espera tuvo un premio. Venía buscando la posibilidad de jugar, y por fortuna el ‘profe’ (Juan Manuel) Lillo me dio la oportunidad”, aseguró Ramos, quien agregó: “Ahora no quiero soltar la titular, pero para eso hay que exigirse al máximo, demostrar confianza y esforzarse para contar con esa continuidad en el arco”.

Ahora Ramos sueña con hacer un buen papel este domingo contra Equidad, frente a la hinchada que lo ha respaldado. “La gente espera ver el Nelson Ramos de antes. Este es mi último año de contrato con el equipo, así que dejaré alma, vida y corazón para agradecer las atenciones que tuvieron conmigo durante la lesión. Además sueño con ser campeón y vivirlo en carne propia”, dijo el payanés, quien se lesionó su talón de Aquiles en septiembre de 2012.

Dos razones para volar

Durante su penosa lesión, Ramos sintió una inmensa tristeza, pues dejaba a un equipo que tenía pinta de campeón, y que dos meses después logró dar la vuelta olímpica en El Campín, mientras que él veía desde las graderías. Pero a su lado estaba Ana Milé, su esposa, quien estaba esperando a su primer hijo, Elián. “Ellos fueron mi apoyo en ese momento, y ahora son mi principal motivación para seguir jugando. Lo mejor es que, debido a la lesión, no me perdí detalles del nacimiento y del crecimiento de Elián. Soy un agradecido con Dios por no perderme esos momentos únicos en la vida de un hijo, que seguramente no hubiera sido testigo de ellos si estuviera jugando”, confesó el guardameta ‘embajador’, quien aseguró que “ahora ellos, mi esposa y mi hijo, son los que están un poquito tristes porque volví a ausentarme varios días, debido a las concentraciones y a los viajes. Pero Ana Milé es testigo de mi proceso y mi esfuerzo, y se enorgullece de volverme a ver atajando. Hace una semana, cuando le di la noticia de que iba a jugar, saltó de la dicha. Ella es una gran esposa y una amiga”.

Los lleva al camerino

Ana Milé y Elián no se separan nunca de Nelson Fernando. Ni siquiera cuando el rey del hogar tiene que jugar un partido con Millonarios. Y es que el payanés de 32 años, tiene su propio ritual cada vez que se prepara para defender el arco albiazul.

“Siempre me acompaña una estampa de la Virgen de los Milagros, que es la que me protege. Pero también llevo a mi familia conmigo: Llevo el nombre de mi hijo en los guantes y en los guayos; también llevo una media de él, que uso cuando estaba recién nacido, para colocarla en mi casillero; y, finalmente, llevo una foto en la que estamos los tres, eso hace que uno se motive más antes de cada encuentro, y recuerde que ellos son el motor que me mueven. Por ellos es que trabajo y trato de dar lo mejor de mí, para que se sientan orgullosos y disfruten con cada atajada”, contó Ramos Betancourt, quien confesó que sueña con hacer un gol para dedicárselo a su primogénito: “Me gustaría marcar, de tiro libre o de penalti, para poder celebrarlo con un gesto particular que hace Elián. Resulta que cada vez que llego a la casa, él hace ‘arepitas’, poniendo una mano sobre la otra. Así que yo quiero marcar y celebrar con ese gesto, para que el niño sepa que es para él”, mencionó el ‘candado’ del más veces campeón, quien tiene que vivir las peripecias de cualquier padre: “Toca estar detrás de él, porque gatea, es inquieto, coge las cosas y se las lleva a la boca. Es muy inteligente, ya dice “mamá”, pero toca estar con los ojos encima de él”.

Nelson vive muy orgulloso de su papel de padre.

Pudo ser abogado

Nelson es un agradecido con sus padres, Nelson y Lidia, pues lo apoyaron en su sueño de ser futbolista. Sin embargo, cuando partió a Cali a probar suerte, su padre le dijo que el fútbol iba de la mano con el estudio. “Estudié cinco semestres de derecho. Lo hice por mi padre. Pero yo sabía que el fútbol era lo mío y un día lo llamé y le dije que no seguía estudiando, porque me iba a dedicar de lleno al arco. Pero casi me convierto en abogado”, confesó Ramos Betancourt.

La admira en TV

Ana Milé, esposa de Nelson, cada vez aprende más de fútbol. La madre de Elián es reconocida por participar en ‘La Telepolémica’, que analiza cada fecha del fútbol colombiano. “Siempre trato de verla en la televisión. Admiro su crecimiento y ojalá siga así. Nosotros nos respetamos mucho nuestros espacios y profesiones. Ella trata de no mezclar las críticas que se hagan, grupal o individual, y yo entiendo que es su tarea emitir opiniones sobre fútbol”, dijo Ramos sobre su esposa, con quien el pasado 2 de enero cumplió cuatro años de feliz matrimonio.

JUAN PABLO ARÉVALO
Redactor DIARIO MÍO
juaare@diariomio.co

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.