México 'rompe el hielo' en su relación con Cuba

México 'rompe el hielo' en su relación con Cuba

Con su visita a la isla, Enrique Peña Nieto acabó con 15 años de tensión en relaciones bilaterales.

notitle
30 de enero 2014 , 11:30 p.m.

La ruptura total del hielo en las relaciones bilaterales México-Cuba se materializó tras la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que concluyó el pasado miércoles en La Habana.

El gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, aceitó el acercamiento en noviembre pasado, cuando los dos países suscribieron ocho acuerdos y México condonó el 70 por ciento de la deuda cubana –de 487 millones de dólares–, otorgó un plazo de 10 años para pagar el 30 por ciento restante y amplió una línea de crédito para comercio e inversiones.

En La Habana, Peña Nieto logró dejar atrás el famoso “comes y te vas”, que enfrió las relaciones entre los dos países latinoamericanos cuando en el 2002, presionado por EE. UU., el expresidente mexicano Vicente Fox pidió al líder cubano Fidel Castro que no se cruzara con el entonces mandatario estadounidense, George W. Bush, en la Cumbre de Monterrey.

México negó las presiones hasta que Castro difundió una embarazosa grabación que comprometió a Fox.

Ese fue el punto de inflexión, pero los lazos se habían dañado cuando el presidente mexicano Ernesto Zedillo (1994-2000) recibió a disidentes en su país.

Después fueron diez años de congelamiento que ni el viaje de Felipe Calderón a Cuba, en el 2012, logró superar.

La primera visita oficial de Peña Nieto coincidió con la Cumbre de la Celac, que prácticamente la engulló. Sin embargo, el mandatario fue uno de los “elegidos” para visitar a Fidel Castro.

“Está evidentemente en una edad avanzada, pero muy bien, muy lúcido”, dijo Peña Nieto, quien agregó que discutió con el líder la relación de la isla con México, país que se convirtió en el único de América Latina que jamás rompió relaciones con el régimen castrista.

De su encuentro con el presidente de Cuba, Raúl Castro, el diario oficial Granma reseñó que ambos mandatarios “reiteraron la voluntad mutua de continuar desarrollando intercambios, especialmente en los terrenos económico-comercial y de cooperación”.

Peña Nieto reiteró a los hermanos Castro su decisión de “reafirmar los lazos de fraternidad y de amistad entre México y Cuba”. Incluso envió un mensaje a Granma en el que asegura que los mexicanos quieren “acompañar y respaldar a Cuba en el proceso de actualización económica y social que ha emprendido”.

Aunque la vinculación cultural y la solidaridad política son muy importantes, también lo es el potencial de inversión de México en el recién inaugurado megapuerto de Mariel.

Cuba confía en que los empresarios mexicanos se interesen en esa zona estratégica, que recibirá buques de gran calado y aspira a convertirse en un centro de producción, importación y exportación donde lo más importante son las ideas.

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO
Corresponsal de EL TIEMPO
La Habana

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.