Las bacterias que inquietan a la comunidad científica

Las bacterias que inquietan a la comunidad científica

Por su resistencia a los antibióticos varios microorganismos causan cada vez más preocupación.

28 de enero 2014 , 09:15 p.m.

De acuerdo a la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas y al Instituto Nacional de Salud, no son pocos los microorganismos a los que se les debería prestar atención por su alta resistencia a los antibióticos. La mayoría de ellos son de origen hospitalario aunque cada vez resulta más fácil adquirirlos por fuera de los centros médicos. Así, por lo menos, ha sucedido con la ‘Mycobacterium tuberculosis’ (causante de la tuberculosis) y la ‘Neisseria gonorrhoeae’ (causante de la gonorrea).

La única manera de controlar este fenómeno, del que hace parte el siguiente grupo, los expertos recomiendan hacer un uso adecuado de estos fármacos y recurrir a métodos tan sencillos como el frecuente lavado de manos.

Staphylococcus aureus

Continúa siendo uno de los principales causantes de infecciones de origen hospitalario o adquirido en la comunidad. En las últimas décadas el ‘S. aureus resistente a la meticilina’ (SARM) se convirtió en uno de los más grandes desafíos por su desarrollo de multirresistencia.

Se propaga por el contacto de la piel y, por lo general, ataca a pacientes con sistema inmunitario débil que se encuentren recluidos mucho tiempo en hospitales, a niños en guarderías, a quienes tengan diálisis renal, tatuajes o a quienes compartan elementos como toallas y máquinas de afeitar. Suele presentarse en la piel aunque puede darse en el torrente sanguíneo, el corazón, los pulmones u otros órganos.

Klebsiella pneumoniae

Es una de las principales causas de infecciones en el tracto urinario, neumonías o sepsis. Los pacientes más susceptibles de contagio son los que se encuentran en unidades de cuidados intensivos y los recién nacidos. Tiene enzimas capaces de de inactivar los betalactámicos, una de las familias de antimicrobianos más usadas en clínicas.

Acinetobacter baumannii

En los últimos años ha mostrado un perfil de multirresistencia asociado con neumonía, infecciones en la piel, infecciones de tracto urinario, peritonitis, meningitis y bacteriemia. Es frecuente que esté en ambientes hospitalarios en elementos como catéteres o aparatos de ventilación mecánica.

Pseudomonas aeruginosa

Puede generar diversos tipos de infecciones pero rara vez causa enfermedades graves en personas sanas. Suele colonizar partes dañadas del organismo como quemaduras y heridas quirúrgicas. También puede ocasionar meningitis. Es común encontrar este microorganismo en las heces, sanitarios, suelo o aguas residuales. Una desinfección adecuada puede evitarla.

Enterobacter

Muchas de las bacterias de este género viven en la materia orgánica muerta. Principalmente causan infecciones en tracto urinario y en el tracto respiratorio.

Streptococcus pneumoniae

Las enfermedades que produce son causa importante de morbilidad y mortalidad en niños menores de 5 años y adultos de edad avanzada. Frecuentemente coloniza la nasofaringe de los niños. Tiene gran potencial para realizar cambios genéticos que modifican sus patrones de resistencia. En Colombia, desde 1994 se hace intensa vigilancia de este agente a través del Sistema Regional de Vacunas (SIREVA).

Enterococcus spp.

Poseen una gran habilidad para adaptarse al ambiente y adquirir determinantes de resistencia a los antibióticos. Se le asocia con infecciones en el tracto urinario y en el torrente sanguíneo. Puede colonizar pacientes por largos períodos (incluso años) y puede sobrevivir en superficies como termómetros o en las manos del personal sanitario. En algunos casos se ha encontrado esta bacteria resistente en la producción primaria animal.

Haemophilus influenzae

Las infecciones que origina son causa de meningitis y de infección respiratoria baja en la niñez. Ambas ocupan una de las tres principales causas de muerte en menores de cinco años. También se manifiesta en neumonías u otitis. La mejor forma de prevenir esta bacteria es la vacunación.

Helicobacter pylori

Vive exclusivamente en el estómago humano y causante de muchas úlceras y algunos tipos de gastritis. Según el INS, los tratamientos que inicialmente fueron eficaces para combatirla han perdido su éxito de forma paulatina debido a su resistencia.

Escherichia coli

Normalmente vive en el intestino del hombre y de los animales y es necesaria para el funcionamiento correcto del sistema digestivo. Sin embargo, por el intercambio de material genético, ha adquirido capacidad para causar infecciones y provocar diarreas hemorrágicas. Se puede transmitir a través de alimentos como la carne o leche de rumiantes infectados y agua contaminada.

Salmonella enterica

Causa la enfermedad diarreica aguda (EDA), que es uno de los principales factores de morbi-mortalidad infantil. Por lo general, se transmite por alimentos de origen animal y, de acuerdo al INS, puede llegar a ser un grave problema de salud pública.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.