Desde La Habana, Santos agradeció a Cuba por apoyo al proceso de paz

Desde La Habana, Santos agradeció a Cuba por apoyo al proceso de paz

El Jefe de Estado estará hasta este miércoles en la isla donde se realiza la Cumbre de la Celac.

notitle
28 de enero 2014 , 08:18 p.m.

A su llegada a La Habana, donde los líderes de la región se reúnen con motivo de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se desarrolla entre martes y miércoles, el presidente Juan Manuel Santos agradeció el apoyo de Cuba para que Colombia pueda “ponerle fin al único conflicto armado que tiene el hemisferio”.

“Quiero también agradecerle al Gobierno cubano y los cubanos su apoyo al proceso de paz que estamos adelantando aquí en La Habana. El apoyo de Cuba ha sido muy importante. Hemos avanzado, pero ahí también tenemos que reconocer que falta un camino largo por recorrer”, señaló.

De igual forma, agradeció el apoyo de otros presidentes al proceso. “El resto de los países de la región nos han venido apoyando también. Eso lo agradezco y vine a agradecerles a los mandatarios el respaldo que hemos recibido de todos y cada uno de los países. Ese respaldo es muy importante para continuar en este proceso”, manifestó el Presidente Santos.

Horas antes, previo a su arribo a la isla, Santos anunció a través de Twitter algunas reuniones que sostendrá con otros presidentes: "En viaje de 24 horas a Cumbre Celac tendré reuniones con secretario de ONU. Pdts. Brasil, Ecuador, Cuba, Venezuela, México, Jamaica y Antigua".

En ese aviso, Santos no mencionó a su homólogo uruguayo José Mujica, quien había ofrecido mediar con el presidente colombiano y con los delegados de las Farc durante su estancia en La Habana.

Con la llegada se Santos, sólo restaban por arribar a la isla los mandatarios de Chile y Perú, según las asistencias anunciadas.

Cuba recibe respaldo en sus diferencias con EE. UU.

Líderes de América Latina discutieron el martes cómo enfrentar las desigualdades sociales que persisten en la región pese a una década de vigoroso crecimiento económico, en una cumbre vista como un espaldarazo a la isla ante el aislamiento de Estados Unidos.

El encuentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) reunió en torno a la misma mesa a mandatarios con visiones políticas muy distintas como la brasileña Dilma Rousseff, el mexicano Enrique Peña Nieto, la argentina Cristina Fernández y el venezolano Nicolás Maduro.

"Hemos ido acercando nuestras posiciones y, a pesar de inevitables diferencias, se fomenta un espíritu de mayor unidad en la diversidad", dijo el presidente cubano Raúl Castro en un discurso inaugural.

Vestido de traje azul oscuro y una corbata dorada, Castro dijo que los pueblos de América Latina reclaman empleo, mejor distribución de sus riquezas naturales y una educación y salud públicas de calidad. Pero el presidente cubano recalcó que hace falta voluntad política para enfrentar esos desafíos en una región que creció enormemente durante la última década gracias a las exportaciones de materias primas, pero continúa arrastrando una enorme brecha entre ricos y pobres.

Castro aprovechó además para recordarle a sus colegas lo que considera dos de los mayores logros de su sistema socialista: la salud y educación gratuitas. Limar las desigualdades sociales figura alto incluso en la agenda de líderes de centro, como el mexicano Peña Nieto.

Pero más allá de las discusiones, la cumbre lleva implícito un mensaje de apoyo a la integración regional de Cuba. "Este momento aquí, en Cuba, es muy importante porque es el reconocimiento de que no existe integración en América Latina incompleta", dijo la brasileña Rousseff a periodistas.

La participación como invitado del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el primer jefe del organismo en pisar la isla de gobierno comunista desde que fue expulsada hace más de medio siglo por presiones de Washington, rompió otro tabú de la Guerra Fría.

Insulza dijo que su visita es un gesto de "aproximación" entre la isla y el organismo, y que intentaría reunirse con Raúl Castro. Pero subrayó que no planeaba convencer al Gobierno cubano de regresar a la OEA. "No vamos a resolver acá el tema de la pertenencia o no de Cuba a la OEA y ese tipo de cosas, pero es bueno estar en una reunión como esta", sostuvo.

LA HABANA
EL TIEMPO.COM CON AGENCIAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.