Pimentel volvió a dirigir a Chicó y derrotó a Cali por 2-1

Pimentel volvió a dirigir a Chicó y derrotó a Cali por 2-1

Mauricio Casierra, quien se estrenaba con el club 'Azucarero' tuvo una noche para el olvido.

27 de enero 2014 , 12:14 a.m.

Después de nueve años en su reencuentro como entrenador de Boyacá Chicó, el máximo accionista Eduardo Pimentel Murcia logró conducir a su escuadra al triunfo 2-1 contra una formación alterna de Deportivo Cali, que sobre los últimos 15 minutos tuvo opciones para lograr el empate.

Un final demasiado apretado para el plantel a cuadros, que con los dientes apretados supo contrarrestar la embestida del equipo 'Azucarero’. En la segunda etapa, Leonel Álvarez, DT delos caleños logró hacer las variantes que le permitieron llevar constante peligro sobre la portería de Breiner Castillo, de notable presentación en su debut en el arco boyacense.

Primeros 45 minutos en los que Boyacá Chicó fue superior al rival en todos los sectores de la cancha. Un equipo que mostró una característica especial: la rápida transición de defensa a ataque y un rápido y ordenado regreso a la hora de cumplir labores defensivas.

Y esas ráfagas, ese vértigo con que los integrantes del cuadro ‘Ajedrezado’ jugaron el primer tiempo, le permitieron atacar con propiedad a través de los escurridizos y habilidosos Armando Carrillo y Juan Pérez, quienes fueron una pesadilla para la defensa visitante.

Deportivo Cali que presentó una nómina alterna, teniendo en cuenta su compromiso de mitad de semana contra Nacional por el partido de vuelta de la Superliga, en la que venció 2-1 en el primer lance.

La primera aproximación ofensiva del elenco a cuadros se dio al minuto 5: remate desde fuera del área de Javier Sanguinetti que el meta José Silva tapó a medias y Luis Mena no alcanzó a rematar en una deslizada por la izquierda.

Un minuto después, luego de un cobro de tiro de esquina, Juan Pérez remató a puerta y en la trayectoria del balón se atravesó la pierna del lateral izquierdo Mauricio Casierra. El balón se elevó y sobró al portero Silva para luego incrustarse sobre el ángulo derecho y de esta forma poner a celebrar a la parcial boyacense.

Se esperaba la reacción del visitante, pero esta no se hizo sentir en el campo y, por el contrario, el local manejó con tranquilidad el trámite del encuentro. Ensayó constantemente la salida expedita por los costados con Luis Mena y Jhojan Jaramillo.

A los 18, sobre la zona derecha, el local pudo aumentar la cuenta en una salida rápida que tejieron Pérez y Javier Sanguinetti, quienes desacomodaron la zaga verdiblanca y por izquierda Armando Carrillo, por escasos centímetros, no alcanzó a puntear el esférico.

A los 26, Cali se aproximó por vez primera al arco de Castillo. Harrison Mojica apretó el acelerador por derecha, ganó en potencia y velocidad para luego sacar un violento derechazo que exigió al debutante ‘Brecas’, quien ahogó el grito de gol.

A partir este momento el cuadro ‘Azucarero’ asumió el control del juego a través de Gustavo Cuéllar y Mojica, quienes hicieron el tránsito en mitad de la cancha y, por medio de lanzamientos al área, buscaron juego aéreo con Néstor Camacho y Sergio Romero.

En los minutos finales del cierre de la primera parte, Boyacá Chicó volvió a acelerar y en un remate de Mahecha, que se fue cerca del horizontal, y una descolgada por izquierda de Carrillo, estuvieron cerca de marcar el segundo.

Para la etapa de complemento, el conjunto ‘Azucarero’ modificó su plantilla con el ingreso del atacante Steven Mendoza por Camacho, de floja presentación en el pasto de La Independencia. Por su parte, Pimentel bajó las líneas y le dejó la iniciática a Cali, que comenzó a crear peligro sobre la banda izquierda con la gambeta y potencia del recién ingresado.

Justo cuando la escuadra orientada por Leonel Álvarez mostró los mejores instantes de buen balompié y tuvo buen complemento con la llegada de Cristian Higuita, Pimentel ingresó en Chicó a Edwin Móvil por Carrillo, con el fin de tener manejo de los ritmos y de los tiempos y de paso quitarle la pelota a Cali.

En el primer toque entre Móvil y Sanguinetti encontraron bien ubicado en el área a Pérez, quien alistaba un remate y fue derribado por Casierra: penalti a favor de Chicó. Diego Chica ejecutó y acomodó el balón sobre el palo derecho.

Álvarez se la jugó con la última modificación: Yerson Candelo ingresó al partido con el fin de tapar los espacios que creó Pérez en la zaga vallecaucana.

Las salidas hacia el arco de Castillo se reiteraron y comenzó el sufrimiento tanto para el cuerpo técnico del once del altiplano, como para los aficionados en las tribunas que, prácticamente, terminaron de pie mirando las acciones.

En ese deseo de lograr el descuento, el equipo verde, a los 35 de la segunda mitad, acertó en una jugada de laboratorio: cobró Mojica una pelota que se la entregó de frente a Cristian Higuita, quien sacó un zapatazo que superó el muro defensivo y venció por primera vez la resistencia de Castillo.

Boyacá Chicó se defendió con orden, sin caer en errores, mientras que Cali asedió por todos los flancos y aprovechó las faltas que se reiteran cerca al área de las 18. Ingresó el espigado defensor Juan Cruz para reforzar la línea defensiva y en la última jugada de contraataque Pérez dejó en el camino a dos zagueros y cuando intentó desbordar a Silva, este logró sacarle el balón cuando ya se cantaba el tercero.

ULISES ORTEGA
Para EL TIEMPO
Tunja

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.