Meluk le cuenta... (De la negación a la aceptación)

Meluk le cuenta... (De la negación a la aceptación)

notitle
26 de enero 2014 , 08:40 p.m.

El país aún elabora el duelo por la lesión de Falcao y su muy probable –casi segura­- ausencia del Mundial. Aún se está en la etapa de la negación y la rabia y, claro, abundan los buenos deseos, las cadenas de oración, las expresiones de fe y esperanza y las voces que aseguran que podrá jugar la Copa del Mundo a pesar de que la teoría médica, repetida por todos los doctores de este y del otro lado del Atlántico, dice que no cuadran los tiempos para su recuperación.

Esa recuperación no se limita a la sanación del ligamento roto. Abarca la preparación física óptima de un atleta de alta competencia y el nivel superlativo que debe tener para ser el fundamento futbolístico de Colombia en Brasil-2014, como ya lo fue durante la espectacular eliminatoria de la Selección.

La negación del duelo se expresa de muchas formas. Por ejemplo, se afirma que él es un superdotado, un superprofesional y un superjuicioso futbolista que hará de las reglas de los tiempos médicos una excepción. Otros aseguran que habrá un milagro porque casos ya se han visto y unos más hasta dicen que Falcao es un cualquiera que nunca ha hecho falta. ¡Bah! Puro dolor, pura rabia, pura negación, pura ira.

La mayoría del país es informada y realista. La gente no es boba, no come vidrio. Vean: la firma Burson-Marsteller Colombia publicó los resultados de un estudio en redes sociales elaborado por la compañía alemana de software SAP durante las 24 horas siguientes a la jugada que originó la lesión y que midió "el sentimiento y reacción de los colombianos" por la lesión de Falcao.

"Se destaca que se han hecho un total de 77.558 menciones de las cuales 6.497 son tendencia negativa frente a la lesión y 1.415 han sido positivas (…) y las palabras clave de mayor mención y con carga emocional han sido perder, lamentar, grave y lesión. Respecto a términos positivos ninguno tiene mayor prevalencia", indica el estudio. La gente sabe...

Hay que hacerse a la idea de que iremos a la guerra mundial sin nuestra arma más poderosa. Así toca… Mejor dicho, así tocó. El peor error sería acelerar los tiempos y forzar la rodilla lesionada. Alejandro Brand, quizás el más grande, exquisito y talentoso volante creativo que pudo haber tenido este país, se quedó en ese "quizás", en ese "pudo haber sido", porque un técnico doctor y gurú lo hizo jugar a pesar de su rodilla lesionada. A Brand lo forzaron, lo infiltraron y lo fregaron.

El día que Colombia le empató a Chile 3-3 en Barranquilla (con dos goles de Falcao, ojo) hablé de realismo mágico. Hoy hablo de realismo crudo. En esta elaboración del duelo tenemos que pasar rápido de la negación y la ira a la fase de la aceptación y pensar ya en el reemplazo de Falcao: su suplente natural y goleador en esta Selección ha sido Jackson Martínez y con él toca jugar a lo mismo que se ha jugado. Y ya. Es lo lógico, lo práctico.

Mejor dicho, toca aceptar y poner ya a Jackson de Falcao y si es el caso hasta alisarle el pelo con plancha o queratina. No hay más que hacer.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.