Secciones
Síguenos en:
Masiva ceremonia de repudio por el crimen en iglesia de Cali

Masiva ceremonia de repudio por el crimen en iglesia de Cali

Arzobispo convocó a la 'sublevación contra los asesinatos en la ciudad'.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de enero 2014 , 04:27 p. m.

Una vez los seminaristas quitaron la cinta negra que durante día y medio mantuvo cerradas las puertas de la parroquia Santa Cecilia, en el barrio Ciudad Córdoba, alrededor de 700 personas ingresaron al templo y las que no pudieron se quedaron mirando a través de los ventanales enrejados.

Al mediodía de este domingo querían ser testigos de la ceremonia de purificación en esta zona del suroriente caleño, que encabezó el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, con 20 sacerdotes, diáconos y seminaristas, 36 horas después de que tres pistoleros entraron a la iglesia, persiguiendo al comerciante Germán Aguilar Ceballos, con el ánimo de matarlo a pocos metros del púlpito.

El crimen ocurrió a eso de las 6:50 de la tarde del viernes, cuando la comunidad terminaba de rezar el Santo Rosario. En ese momento, los hombres armados irrumpieron en medio de la comunidad que se alistaba para la homilía de las 7:00.

Uno de ellos, un hombre joven y con gorra, cuyo retrato hablado ya fue entregado por la Policía, disparó contra Aguilar Ceballos, quien murió horas después.

Pero otro de los disparos alcanzó a la pereirana Blanca Nubia Amaya, quien el 11 de febrero planeaba celebrar 63 años con dos de sus tres hijos y con su yerno, en el barrio República de Israel, donde vivía en un apartamento. Esta esteticista cayó derribada por el impacto en su cabeza que la dejó con un respirador hasta que falleció en la tarde del sábado, en el Hospital Universitario del Valle (HUV). De acuerdo con el médico Eduardo Vidal, la bala “le afectó el parietal izquierdo con exposición de masa encefálica".

El domingo también se cumplió con la excomunión de los homicidas de ambas víctimas “para que tomen conciencia de que los sitios sagrados deben ser respetados”, dijo Monseñor. Entre los fieles estaban los familiares de la señora Amaya, quien el día de la balacera quería entregarle una nota al párroco Dagoberto Cárdenas, agradeciéndole por su gestión en los últimos cuatro años. En el desagravio, monseñor Monsalve dijo que Cali debe promover “la sublevación contra el asesinato” e insistió en el desarme ciudadano.

REDACCIÓN CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.