Secciones
Síguenos en:
El reconocido urólogo que operaba cánceres que no existían

El reconocido urólogo que operaba cánceres que no existían

Michael Mauricio Cote tiene casa por cárcel por los delitos de estafa agravada, lesiones y falsedad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de enero 2014 , 08:15 p. m.

A dos cirugías y un costoso tratamiento con inyecciones se sometió Ana Inés Roa, una pensionada de 75 años de edad, en su desesperada lucha contra un “cáncer agresivo” que supuestamente le había aparecido en la uretra y que ponía en riesgo su vida.

A finales de 2010, la mujer acudió a su EPS por un dolor abdominal y, luego de ser remitida al especialista, el dictamen acabó de un tajo su tranquilidad y la de su familia: los resultados patológicos evidenciaban la existencia de un tumor maligno.

Tras varios meses de procedimientos y exámenes, y luego de invertir gran parte de sus ahorros en el tratamiento, la mujer consultó a otro médico, por recomendación de una amiga, y descubrió que nunca tuvo cáncer y que tampoco le habían practicado las cirugías por las que pagó y que la tuvieron varios días hospitalizada.

Ese insólito descubrimiento puso bajo la lupa de la Fiscalía al reconocido urólogo Michael Mauricio Cote Revelo, quien hoy cumple detención domiciliaria en su lujosa casa del norte de Bogotá y acaba de ser acusado por los delitos de estafa agravada, falsedad en documento privado y lesiones personales.

Cote Revelo, un respetado médico que trabajaba en varios hospitales, al tiempo que daba clases en universidades y conferencias a sus colegas, fue quien diagnosticó y operó a Ana Inés Roa en 2011 por un tumor que, según la Fiscalía, nunca existió.

El especialista, dice el expediente de la fiscal 157, le dijo a su paciente que su caso era de urgencia y que el tratamiento no lo cubría el Plan Obligatorio de Salud (POS), por lo que ofreció sus servicios profesionales para realizarlo.

Luego de unos días, la mujer y su familia, angustiados por el oscuro panorama, accedieron a la propuesta del médico y consiguieron el dinero. Inicialmente le practicó un procedimiento en la vejiga y luego le extirpó el supuesto tumor maligno. Incluso, a la salida de la cirugía le mostró a uno de los familiares de la paciente un frasco en el que estaba el tejido que había extraído.

Para ese momento, la paciente, señalan los investigadores, ya había pagado 17 millones de pesos y tuvo que cancelar otros 2,3 millones de pesos para seguir el tratamiento.

Los investigadores lograron establecer que a la mujer nunca le sacaron el supuesto tumor y que en realidad le realizaron una dilatación uretral, es decir, un procedimiento sencillo para tratar la obstrucción urinaria. Además hay testimonios que señalan que el examen patológico usado para diagnosticarla estaba adulterado y fue el mismo con el que el médico le dictaminó cáncer a Guillermo Rueda de 72 años, otro de los pacientes que cayó en las manos de Cote Revelo.

Rueda le dijo a la Fiscalía que tenía unos ahorros para hacer el viaje de su vida y que tras el diagnóstico entregado por Cote Revelo (cáncer renal) entró en un estado de depresión y tristeza, y que no dudó en pagar por el tratamiento para intentar salvar su vida.

Aunque en realidad no estaba enfermo, el médico le quitó medio riñón y luego le formuló varias inyecciones para vencer el supuesto cáncer, dice la Fiscalía.

El médico le dijo al pensionado que lo trataría con argón rojo y un gel hemostático. En total, Rueda pagó entre cheques y efectivo 35 millones de pesos por el tratamiento para curar una enfermedad que, a juicio de los peritos, nunca tuvo.

En este caso, la Fiscalía documentó que el médico no solo le cobró al paciente sino que, a través de su EPS, legalizó algunos procedimientos y recibió el pago de honorarios profesionales.

Los investigadores buscan establecer si otros pacientes fueron víctimas del mismo engaño. El juicio se resolverá en meses.

‘Hay inconsistencias en la acusación’

Los abogados de Michael Mauricio Cote Revelo le dijeron a EL TIEMPO que el médico ha atendido a más de 500 pacientes en los últimos cuatro años y solo dos de ellos se han quejado.

“Hay inconsistencias en los testimonios de los denunciantes y graves vacíos y desconocimiento en la interpretación que hace la Fiscalía de los estudios realizados a los pacientes. Será solo en el juicio en donde las cosas se van a aclarar”, señalaron.

Igualmente afirmaron que Cote Revelo es un especialista que en poco tiempo logró reputación y éxito y que eso despertó “la envidia y la resistencia de algunos de sus colegas”.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.