La otra inversión extranjera apuesta hasta a las chapas

La otra inversión extranjera apuesta hasta a las chapas

En 2013, inversión foránea en otros sectores se equiparó a la mineroenergética, según cifras.

notitle
25 de enero 2014 , 06:36 p.m.

En días pasados, la empresa de cerraduras Schlage Lock de Colombia (SLC) vendió sus activos productivos a la irlandesa Allegion y, también, Pamay 5, una firma de inversionistas venezolanos, encargada de la representación de una firma de alquiler de carros, abrió dos locales en Bogotá.

Estos son solo algunos de los movimientos de inversionistas extranjeros durante los últimos meses en el país en sectores distintos a los tradicionales, y que también muestran que la economía colombiana ‘sudó’ no solo petróleo y carbón.

Las cifras del Banco de la República de los 9 primeros meses del 2013, que son las más recientes, indican que de los 13.251 millones de dólares que llegaron como inversión extranjera directa, el 52 por ciento, es decir, 6.891 millones de dólares, arribaron, entre otros, a negocios de restaurantes, hoteles, comercio, comunicaciones, agroindustria y servicios financieros.

Quienes conocen del tema dicen que, entre las razones fundamentales para explicar la entrada de empresas internacionales en el país en los distintos sectores están la estabilidad jurídica y política, los tratados de libre comercio (TLC), el tamaño del mercado con una clase media en alza y una economía con crecimiento sostenido.

Mauricio Hernández, de BBVA Research, dice que la razón de fondo en la participación de sectores distintos a minería es la recuperación económica. “Un inversionista no compra en la cima de la actividad, porque allí es difícil hacer ganancias adicionales.

Al contrario, compra cuando está dejando de caer o iniciando un crecimiento, porque así se asegura todas las ganancias de la recuperación y el auge”, añade Hernández.

Por su parte, el gerente general de Diageo Colombia, Gregorio Gutiérrez McAllister, afirma que en muchos países el mercado de bebidas está yendo a la baja, pero Colombia mantiene un crecimiento sostenido y una clase media con más ingresos, factores que mejoran el ambiente en particular de ese negocio.

Otras ‘movidas’

Sun Chemical Group, un conglomerado holandés, compró por 45 millones de dólares el 50 por ciento que le faltaba de las empresas Tintas y Sinclair.

La brasileña Expor Manequins abrió un local en Bogotá para la venta de maniquíes.

Alliance Laundry System, empresa de lavanderías por autoservicio, abrió el primer local en el país.

Lo propio hizo el Grupo David, dueño de la franquicia para Colombia de la ropa interior femenina Victoria’s Secret, que inauguró las primeras tiendas de la marca.

Casi al mismo tiempo que esa marca, Oysho –también de ropa femenina, y de propiedad de la cadena española Inditex (Zara)– irrumpió en el país. La secundó su paisana Soloio, firma especializada en accesorios de moda masculina, como corbatas y pañuelos, que inauguró un establecimiento en Bogotá.

Además, Menzies, otra firma británica, compró por 10 millones de dólares a Desacol, firma que maneja carga en aeropuertos nacionales. DSV, compañía de logística y transporte, adquirió a su agente en Colombia, Airmar Cargo.

Y la firma de origen brasileño Doctor Solución, dedicada a prestar servicios de reparaciones y renovaciones, abrió operaciones en Bogotá y Pereira.

Almacenes Éxito, controlada por la francesa Casino, se hizo al Supermercado El Ahorro, en Chinchiná (Caldas).

Salud, ‘calvicie’ y placer también atraen plata

La ampliación de la cobertura en servicios y la preocupación por una vida sana, entre otros motivos, también originan nuevas ‘movidas’ de los jugadores extranjeros en el país.

Usana HealthSciences inició la comercialización de productos vitamínicos y nutricionales, y Medifast Weight Control Center abrió un centro para bajar de peso con porciones de alimentos controladas.

Entre tanto, el grupo alemán B. Braun Avitum acordó la compra del 51 por ciento de Dialy-Ser S.A.y el control sobre las firmas CIC Alto Costo y Biorenal.

Al mismo tiempo, la compañía alemana Fresenius Kabi adquirió a Mix Supplier Bogotá y Mix Supplier Medellín, transacción con la que entró al negocio de centrales de mezcla de nutrientes básicos para pacientes.

La firma estadounidense DaVita compró una participación mayoritaria en la firma Especialistas en Salud (Esensa), y Biologix Hair abrió en Cartagena un centro de regeneración capilar.

Por último, la europea Essilor adquirió el 51 por ciento de Servióptica, que produce lentes para corrección visual.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.