Secciones
Síguenos en:
Zoé se 'reconecta'

Zoé se 'reconecta'

La banda mexicana presentó 'Prográmaton', un álbum en estudio que consideran el mejor de su carrera.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de enero 2014 , 05:09 p. m.

Cuando los integrantes de Zoé entraron de nuevo al estudio, el productor Phil Vinall les advirtió que los veía “muy confiaditos” –reconoce el baterista Rodrigo Guardiola–. Como si no sintieran la presión de recuperar un sonido que habían dejado en el congelador, y con material nuevo, cinco años después del recordado Reptilectric.

Al igual que Vinall, la gente se preguntaba qué iba a pasar después del éxito del desconectado Música de fondo (ese en el que le arrancaban sonidos hasta a la jaula de un pájaro), cuya gira les dio en Colombia un reto singular: cuatro conciertos en línea en el Teatro Mayor de Bogotá, en el 2012.

Ahora, la banda mexicana más destacada de la década, nacida en la explosiva escena alternativa que vive su país, vuelve a los sintetizadores en los 11 cortes que conforman Prográmaton. “Creemos que es el disco más logrado de Zoé hasta el momento”, sostuvo el cantante León Larregui, en entrevista durante su última visita a Bogotá, a finales del 2013.

“Sí, había esa duda de cómo ir un paso más allá o de dónde iba a venir esa chispa creativa”, reconoce Guardiola acerca del reto de encarar un quinto álbum, “pero tuvimos la suerte de que por accidente nos topamos entonces con muchas cosas que nos dieron ideas, y todo fluyó muy rápido”.

En la canción Cámara lenta, cuya melodía se asemeja mucho a la sensación que transmite el clásico Lovesong, de The Cure, Larregui canta en palabras sencillas: “Te encontré, suspirando en un bar de Bogotá / Me acerqué, sigiloso / En cámara lenta, y sin respiración / Te miré, y tú me miraste / Bienvenidos al amor”.

Su segunda ciudad

La declaración mexicana de afecto a Bogotá es además un episodio autobiográfico. “Es una historia de la vida real de una persona que conocí aquí en la época del Unplugged, y me pareció interesante integrarlo –afirma–, más siendo una realidad que Bogotá es nuestra segunda casa, parte de nuestra vida muy integrada. Amamos este país y nos encanta. Creo que era muy normal tener esa frase en una canción de Zoé. Era natural”.

Aunque Larregui no lo revela, la protagonista de esta historia sería la actriz Carolina Guerra, con quien habría sostenido una relación que le dejó un cruento despecho y a la que le dedicó su álbum en solitario Solstis, como han señalado medios de la farándula.

El peso de experimentar

El desconectado, que comenzó como uno de esos propósitos de “no puedo morir sin haber hecho esto”, terminó transformando a esta banda que antes dependía de los sintetizadores. De hecho, ahora son un septeto.

“Fue maravilloso haber tenido esa oportunidad; el Unplugged nos empujó a experimentar y a trabajar con muchos más músicos. No estábamos acostumbrados a eso”, cuenta el cantante.

“Cuando nos tocó hacer el nuevo disco, queríamos regresar a nuestro sonido, pero de repente vas a oír en Prográmaton ukeleles y momentos que se quedaron como huella. Trabajamos con Andrés Sánchez, que entró desde el Unplugged, y con Pipe (Ceballos, baterista barranquillero)”, agrega.

Ahora, Zoé quiere ser un nodo de ideas en México. Este año estrenan su propio sello discográfico para grabar a otras bandas, y están construyendo un estudio. Quieren hacer proyectos audiovisuales y están ansiosos porque les ofrezcan crear una banda sonora.

El viaje en solitario de Larregui fue, de hecho, una pincelada de ese cuadro. “Al final fue positivo y estaría bien que León tuviera esa ventana de poder hacer, cuando lo sienta necesario, un proyecto en solitario, y que cada uno tenga su espacio para hacer lo que quiera”, sostiene Guardiola. “Zoé es la prioridad para todos, pero no puedes estar todo el tiempo en eso porque te quita la respiración”.

“Este disco es ejemplo de que este sonido sigue creciendo y cambiando. Es una nueva etapa de Zoé (...). Siempre hay más libertad, y la idea de sentirnos vivos”, concluye Larregui.

Prográmaton
Zoé

Rock pop
$ 34.900
Universal

Letras más sencillas pero igual de emocionales, y el sonido recordado de sus álbumes anteriores, enmarcan este álbum con once cortes en los que también se destacan las canciones ‘Dos mil trece’, ‘Arrullo de estrellas’, ‘Sedantes’, ‘Andrómeda’ y, en especial, ‘Cámara lenta’.

CARLOS SOLANO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.