Secciones
Síguenos en:
Editorial: Mundo sin baños, mundo sin desarrollo

Editorial: Mundo sin baños, mundo sin desarrollo

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de enero 2014 , 07:35 p. m.

¿Cómo sería la vida sin inodoros? La pregunta encuentra una dura respuesta en 2.500 millones de personas que carecen de él: sería trágica.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada 20 segundos muere un niño menor de 5 años por enfermedades relacionadas con la falta de un sanitario seguro, como el cólera, la disentería, el parasitismo y otras infecciones. Es más, se estima que 1.700 millones de personas que habitan en los países más pobres de la Tierra, particularmente de Asia y África, están expuestas a estos males infecciosos, que atentan contra la productividad y el desarrollo de estas naciones.

El problema, sin embargo, trasciende lo económico y toca directamente con la dignidad humana, la seguridad y el derecho a la vida. Los organismos mundiales de salud han llamado la atención sobre los efectos devastadores que tiene la falta de un baño que garantice privacidad, seguridad y condiciones sanitarias adecuadas, sobre todo a las mujeres y a las niñas.

Para ellas, esta carencia llega a representar la diferencia entre la vida y la muerte. Las evidencias pueden leerse en el informe de la ONG Water Aid, presentado a finales del año pasado, y que concluyó que para 297 millones de mujeres del África subsahariana, que no tienen acceso a inodoros, los riesgos no solo son sanitarios; muchas de ellas se exponen a ser acosadas, violadas y asesinadas mientras buscan un sitio solitario, al aire libre, que les sirva de baño.

Y hay más: la carencia de inodoros es un factor determinante de abandono escolar de las niñas, cuando llegan a la pubertad, tanto así que la sola existencia de un sanitario de cualquier tipo en la escuela reduce en un 15 por ciento la deserción.

La ausencia de este servicio va de la mano con la falta de agua potable, lo que aumenta la incidencia de enfermedades prevenibles, que se vuelven letales en un contexto de pobreza y miseria.

Basta recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado el lavado de manos como medida básica para reducir la circulación de virus respiratorios e intestinales letales. Sin agua y sin baños, llevar a la práctica una medida tan simple es imposible.

Si hay algo que frene el desarrollo y recrudezca la pobreza es la falta de inversión en saneamiento básico; el mismo Banco Mundial (BM) referencia que los países que no disponen de alcantarillado adecuado, excretas y agua potable, tienen pérdidas por esta causa que superan el 1,5 por ciento de su Producto Interno Bruto.

Por cada dólar invertido en este campo, insiste el BM, la recuperación en términos económicos es de cinco dólares, antes de diez años.

Infortunadamente, dicho diagnóstico no se reduce solo a países de África y Asia. Según los últimos registros de la OMS y Unicef, el 22 por ciento de los colombianos no tiene acceso a inodoros, y aunque no se han contabilizado específicamente las falencias en alcantarillados, es evidente la falta de acueductos adecuados en la mayoría de municipios del país.

Mientras el mundo se preocupa por invertir miles de millones de dólares en el desarrollo de tecnologías y medicamentos para contrarrestar las enfermedades que paradójicamente se producen por estos factores, en buena parte de las políticas públicas brilla por su ausencia el saneamiento básico. Los determinantes de la salud, en reformas como la que se plantea para el actual sistema, deben ser una prioridad. Eso, a la larga, resulta más costo-efectivo que un modelo diseñado para atender enfermos y definir cómo se reparte la plata del sector.

EDITORIAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.