La Diócesis de Villavicencio celebra 50 años

La Diócesis de Villavicencio celebra 50 años

Este sábado se abre el Año del Jubileo en la Plaza los Libertadores de la capital del Meta.

24 de enero 2014 , 06:19 p.m.

A las 10:00 de la mañana de este sábado, cuando simbólicamente se abran las puertas de la Iglesia Metropolitana, frente al parque Los Libertadores, se dará apertura de celebración de los 50 años de la Diócesis de Villavicencio.

Enseguida ingresarán al templo los 145 sacerdotes de las 121 parroquias del Meta y Cundinamarca, que hacen parte de la Diócesis, las autoridades regionales y los fieles, para dar paso a la celebración de la eucarística, relata el arzobispo metropolita de Villavicencio, Óscar Urbina Ortega.

La misa da apertura, al denominado por la iglesia Año Jubilar, que explicó el arzobispo Urbina “es una herencia judía en la que para ellos el 7 es un número perfecto que lo multiplicaban 7, que da 49 y el año siguiente era un año de gracia, que era de repartición de tierras, favoreciendo a los vulnerables -como las viudas-, el perdón de las deudas y la reconciliación”.

Se recordará entonces que la presencia de la iglesia en el Llano se inició en 1.620, a través de los jesuitas, los dominicos y el clero de Bogotá; que la segunda etapa comenzó en 1904, con los monfortianos, cuando se adquiere el grado de Vicariato Apostólico; en 1964 el Papa Pablo VI la elevó a Diócesis, y la cuarta etapa de la Iglesia católica en la región inició en el 2004 con la creación de la Arquidiócesis.

Hace 50 años habían 19 parroquias, 17 del Meta (no incluye las del Ariari) y las de Medina y San Pedro de Jagua, en Cundinamarca. En las cinco décadas, dice el arzobispo Urbina, se han creado 102 parroquias más.

La celebración del Año del Jubileo incluye, afirmó monseñor Urbina, editar un libro con la historia de la Iglesia en la región; poner a disposición de la comunidad la historia que recoge el periódico Eco de Oriente, ahora Eco Llanero; potenciar más el Banco de Alimentos que maneja la Pastoral Social, e impulsar la construcción del templo de La Reliquia.

También se van a hacer celebraciones con los niños, las mujeres, los profesionales y los estamentos gubernamentales. La celebración terminará en el estadio Macal el 17 de octubre con una actividad para los jóvenes en las que estará presentes el Nuncio Apostólico y un grupo de obispos de todo el país.

Sus aportes

El arzobispo Metropilta de Villavicencio, Óscar Urbina Ortega, dice que ha sido valiosa la presencia de la iglesia en la región con aportes como acompañar a las víctimas y las consecuencias del conflicto.

Recordó el caso de la masacre de Mapiripán, en que la única autoridad viva que dejaron fue al párroco, a quien le tocó ir a recoger a las víctimas. En Villavicencio ha habido hasta 70 mil desplazados y a través de la Pastoral Social se acompaña a estas personas, también a las víctimas de las minas antipersona.

La Iglesia fue pionera en la salud con la creación del hospital, trajo la imprenta, acompañó los procesos educativos con los hermanos de La Salle y la Sabiduría, y acompaña toda la población a través de las parroquias. Urbina también destacó el acompañamiento social, cultural.

REDACCIÓN LLANO SIETEDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.