Así cayó alias el 'Flaco', el mayor asesino de Tuluá

Así cayó alias el 'Flaco', el mayor asesino de Tuluá

De los 33 procesos en su contra, 22 son por homicidio y nueve por tentativa de homicidio.

notitle
24 de enero 2014 , 10:12 a.m.

Ese es uno de los detalles en el largo prontuario que la Policía y la Fiscalía le tienen a Ricardo González Lasprilla, alias el 'Flaco', un hombre de 34 años que se había convertido en el terror de Tuluá (Valle del Cauca).

Esta semana, el Gaula de la Policía lo capturó en zona rural de Tuluá, donde solía esconderse de la persecución que las autoridades le hacían desde el 2012, cuando se nombre fue señalado como uno de los responsables de la ola de violencia en ese municipio, que fue azotado por crímenes en los que las víctimas eran desmembradas o decapitadas.

"Sobre los cuerpos sin vida dejaba notas para generar aún más zozobra en la población", dice un investigador del caso.

De acuerdo con el Gaula, González Lasprilla había asumido el control de una fracción de la banda los 'Rastrojos', luego de la captura en septiembre del año pasado de Nelson Taborda, alias 'Picante'. Al asumir como jefe de esa estructura también heredó la guerra contra la otra fracción de los 'Rastrojos' al mando de alias 'Porrón', considerado como otro de los terrores en el Valle del Cauca.

Ese enfrentamiento llegó a generar en un mes más de 15 muertos en una población que no supera los 200 mil habitantes. Buena parte, de acuerdo con las investigaciones, eran miembros de las bandas, pero también muchas de sus víctimas encontraron la muerte por el simple señalamiento de supuestamente haber entregado información a la red de 'Porrón' o las autoridades.

En el expediente, en el que hay un centenar de comunicaciones interceptadas, también aparecen los homicidios de uniformados y de pobladores que fueron asesinados por "error" de la misma banda criminal.

González Lasprilla, a quien ya un juez le dictó medida de aseguramiento, había transformado su estilo de vida para evadir a la Policía. Había dejado sus escoltas y su camioneta blindada en la que solía moverse en Cali, y de visitar las fincas que frecuentaba con su socio 'Picante'. "El día de la captura de 'Picante', alias el 'Flaco' estaba con él y logró huir. Desde ese momento se refugió en zona rural de Tuluá (...) Se movía en moto y de vez en cuando con un solo escolta", señala un investigador.

Agrega que inicialmente no salía de la finca en la que permanecía, pero la necesidad de generar ingresos para su red criminal lo obligó a reactivar las extorsiones a comerciantes y ganaderos. "A algunas víctimas las visitaba él mismo y las amedrentaba. El cobro era realizado por sus hombres", indica el Gaula. Las extorsiones podían llegar hasta los 50 millones de pesos.

La denuncia de pobladores y una serie de interceptaciones telefónicas llevaron a que el Gaula, que también había recibido información de la DEA sobre el perfil del 'Flaco', lo capturara cuando se movilizaba en una moto en una vereda cerca a Tuluá.

Al percatarse del operativo, intentó huir y se enfrentó a la Policía. En el intercambio de disparos resultó herido, por lo que la audiencia de legalización de captura se realizó en un hospital de Tuluá. Ya fue enviado a una cárcel del Inpec.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.