Banderazo para que hasta nueve mil presos tramiten su libertad

Banderazo para que hasta nueve mil presos tramiten su libertad

El nuevo Código Penitenciario entró en vigencia. Delitos graves no tendrán beneficios.

21 de enero 2014 , 10:30 p.m.

Entre siete mil y nueve mil presos, según las cuentas del Inpec, podrán empezar a tramitar desde este miércoles su salida de las cárceles, bien sea en libertad condicional o detención domiciliaria. Ese es uno de los principales efectos del Nuevo Código Penitenciario y Carcelario, que entró en vigencia el martes.

La norma establece que los condenados a menos de 8 años de prisión, sin rebajas, y que no tengan antecedentes penales pueden acceder a ese beneficio. Responsables de delitos contra la administración pública y el Derecho Internacional Humanitario no tendrán el derecho. Tampoco, los condenados por estafa, hurto calificado, extorsión y secuestro, violencia intrafamiliar y sexual y otras conductas graves. “No va a haber excarcelación de asesinos, violadores o personas que hayan depredado el erario público”, señaló el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez. En el anterior código, la excarcelación estaba restringida a delitos con penas de hasta 4 años.

Trabajo en obras militares

Las cabezas de la justicia en Colombia –cortes, Ministro de Justicia, Procurador y Defensor del Pueblo, con la sola excepción del Fiscal– se reunieron ayer en Bogotá para el lanzamiento del Código. Con la nueva norma, que fue aprobada por el Congreso el año pasado y que busca dignificar la situación de miles de presos en el país, por primera vez los internos podrán trabajar en las obras de los ingenieros militares para rebajar condena.

Ese beneficio solo aplicará para los condenados de mínima seguridad, previa coordinación del Inpec con el Ministerio de Defensa.

El código entrega beneficios tributarios a las empresas o personas naturales que se vinculen a los programas de trabajo y educación en las cárceles. Por hacer parte de estas opciones de trabajo, los internos tendrán además la posibilidad de cotizar para su pensión, que en adelante será considerada un derecho. El sistema será reglamentado por el Ministerio de Trabajo.

La norma agiliza también el trámite para resolver las peticiones de libertad por pena cumplida, que es uno de los grandes trancones del sistema carcelario. Así, la no resolución de una petición de libertad en los términos de ley será motivo para una falta gravísima.

Otra novedad del Código es que, en adelante, la Policía Nacional tendrá que trabajar de la mano con el Inpec para verificar el cumplimiento de las penas de prisión domiciliaria, en los casos en que la guardia no sea suficiente, así como para apoyar traslados en casos excepcionales, cuando haya riesgo de la seguridad.

El Inpec también podrá solicitar el respaldo de la Fuerza Pública para que ingrese a los centros de reclusión cuando sea necesario “prevenir o conjurar graves alteraciones del orden”.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.