TV venezolana, a bajar la violencia por exigencia del Gobierno

TV venezolana, a bajar la violencia por exigencia del Gobierno

Presidente Nicolás Maduro considera que las telenovelas establecen antivalores en la sociedad.

21 de enero 2014 , 09:15 p.m.

Contra las cuerdas por el auge de la violencia, puesto en intenso relieve tras el asesinato de la ex Miss Venezuela Mónica Spear y su esposo, el gobierno venezolano lanzó su estrategia de "pacificación" por un ángulo inesperado: criticar el contenido de las telenovelas y pedir bajar el contenido de programas con alto contenido violento.

Esa fue la exigencia hecha por el vicepresidente Jorge Arreaza en una reunión sostenida este lunes con el gremio de la televisión, a los que pidió sus propuestas "para crear una nueva televisión" y el compromiso –para firmarse el próximo lunes 27– de que disminuirán la transmisión de programas violentos y reducirán a la mitad la emisión de telenovelas.

Esto, como parte de instrucciones dadas por el presidente Maduro, quien la semana pasada acusó a los contenidos de los programas de televisión y películas de fomentar la "cultura de la violencia" que estaría sembrando la muerte en las calles venezolanas, en especial las telenovelas, pues "transmiten antivalores de la muerte, culto a las drogas, a las armas, culto a la violencia. Incitan al odio en la sociedad y se lucran con el dolor ajeno".

Esta premisa no es nueva dentro del discurso de la "revolución bolivariana", pero sorprendió a muchos venezolanos al ser utilizada como una de las explicaciones oficiales que causan la ola de criminalidad.

El profesor e investigador de la Universidad Católica, Andrés Cañizales, estima que el Gobierno parte de una apreciación errada. "En Venezuela se ve más o menos la misma televisión que en Colombia, Uruguay, Perú, Ecuador… Habría que preguntarse por qué en esos países no hay esos índices de violencia. Es evidente que esa reunión fue para desviar la atención sobre las verdaderas causas del problema", dice.

Como estudioso de la comunicación en Venezuela, Cañizales apunta que el Estado, si quiere realmente tratar el tema por el lado de los medios, cuenta con elementos tanto legales como prácticos para lograr verdaderos cambios. "Desde hace 10 años que tiene los elementos para controlar los contenidos de acuerdo a horarios y dependiendo de audiencias, y con la reunión el Gobierno deja claro que no ha sabido hacerla cumplir. Tampoco se habló de cuál ha sido el rol del Estado venezolano, que tiene bajo su administración 5 canales de televisión, en generar contenidos para la paz. El Gobierno hace muy bien de juez, pero también tiene un rol activo en la generación de mensajes".

La ley mencionada es la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, la cual hasta ahora no regula los contenidos que se transmiten a través de la televisión por cable. Sin embargo, Cañizalez advierte que al ser convocados por primera vez a una reunión de estas características el Gobierno podría intentar establecer alguna forma de control o vigilancia en este espacio.

El presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Pedro Maldonado, refutó las críticas asegurando que las reuniones no impondrán "ningún tipo de censura" y que esperan, entre otras cosas, lograr la instalación de un dispositivo que permita a padres y representantes bloquear contenidos violentos para que no sean vistos por los niños.

Realidad y ficción

Para el articulista y escritor de telenovelas, Leonardo Padrón, que el presidente Maduro responsabilice a las telenovelas de la criminalidad "es un insulto a la inteligencia del venezolano" y a quienes han perdido seres queridos a manos de la violencia. "Sabemos que las razones de la violencia son otras, son más profundas", señala.

A este tipo de críticas reaccíonó el presidente diciendo que "son unos ridículos" quienes plantean que él quiere acabar con las telenovelas, y aseguró que "han querido tergiversar los planteamientos sensibles" del Gobierno en este tema.

Pero a juicio de Padrón, el Gobierno está equivocado al evaluar las telenovelas solo como promotoras de antivalores. "Es parte de su concepto como género que el mal es castigado y triunfa el bien, por ejemplo (…) Se refleja la condición humana, con gente inclinada al bien, otra al mal, y uno asoma eso, pero también se asoma mucha responsabilidad social. En mis novelas he expuesto temas como violencia de género, cáncer de mama, embarazo precoz, la exclusión, temas de todo tipo porque son vitrinas masivas que ayudan a difundir mensajes positivos, pero el Gobierno obvia eso y solo se sirve para su causa, que es escamotear su responsabilidad en decenas de temas relacionados con la violencia, como la tremenda impunidad".

Uno de los compromisos que el Gobierno pidió a las televisoras es que generen contenido "con valores para la convivencia", pero los expertos le exhortan a su vez, dar el ejemplo. "Durante 15 años los violentos en este país han sido los líderes, empezando por el fallecido presidente Chávez, quien tuvo un discurso de odio muy fuerte, muy agresivo, tomado por Maduro y que ha inoculando una suerte de desprecio hacia el otro. Eso sí es grave porque esa sí es realidad, eso no es ficción, y el televidente lo sabe", concluye Padrón.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
CARACAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.