Restituyen 67 hectáreas a 4 familias en Tillavá (Meta)

Restituyen 67 hectáreas a 4 familias en Tillavá (Meta)

La Policía y la Unidad de Protección deben garantizar la seguridad.

21 de enero 2014 , 07:32 p.m.

Cuatro familias que vivieron en carne propia el sometimiento de las Farc y de las Autodefensas Campesinas del Meta y Vichada (Acmv) recuperarán los predios que les pertenecieron hace más de 15 años, a través de un fallo proferido por el Tribunal Superior de Bogotá.

Así lo dio a conocer ayer la Unidad de Restitución de Tierras regional Meta, la cual reveló que el área a restituir es de 67,5 hectáreas, en cuatro predios ubicados en la inspección de Alto Tillavá, en Puerto Gaitán.

En el proceso también se incluía la demanda de un quinto reclamante. Sin embargo, esta restitución fue negada dado los resultados del análisis de las pruebas que, según consideraciones de la Sala Civil del Tribunal, no lograron establecer una real vinculación del solicitante con el predio.

Entre las órdenes manifestadas por los magistrados se encuentran la individualización de cada predio a restituir y la apertura de un folio de matrícula inmobiliaria a cargo de la Oficina de Instrumentos Públicos de Puerto López.

Así mismo, la actualización de los registros cartográficos por parte del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y la implementación de sistemas de alivio de pasivos, condonación y exoneración de impuestos al municipio de Puerto Gaitán.

Al Comité de Justicia Transicional Departamental le ordenó garantizar el disfrute pleno de los derechos, incluido el de la no repetición, por medio de la articulación de acciones interinstitucionales.

Como medida final, el Tribunal también pidió oficiar a la Unidad Nacional de Protección y a la Policía para que adopten medidas que permitan garantizar la seguridad de los reclamantes. Por lo tanto, estas familias podrán volver a la tierra que les dio el sustento diario.

Estas familias campesinas vivían de su tierra y todos se vieron amedrentadas por el poder de las armas que ejercieron sobre el territorio tanto la guerrilla como los paramilitares.

El hecho de no adoptar sus reglas o no reconocerse como parte de la determinada organización ilegal, en Alto Tillavá, significaba convertirse en blanco de los unos o de los otros según fuera el caso.

Así le sucedió a los cuatro reclamantes y a sus familias. Todos, por miedo a las represalias o porque ya las habían sufrido, abandonaron su tierra y salieron desplazados forzosamente a la ciudad de Villavicencio.

REDACCIÓN LLANO SIETEDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.