Cumpleaños del profeta

Cumpleaños del profeta

notitle
21 de enero 2014 , 07:06 p.m.

Como en los profetas que cumplieron su cometido no cuenta la muerte, el pasado sábado celebró sus 83 años el andino fundador del nadaísmo, Gonzalo Arango, retirado de la literatura terrestre hace 38 (extraños palíndromos numéricos), debido a golpe en la cabeza que le borró el pensamiento. Lo hizo dictando una conferencia simultánea en 20 ciudades de Colombia, de América y Europa, a la hora meridiana de cada una: ‘Grandeza y miseria de la literatura’, dividida en diez estancias con duración de 90 minutos; la misma que había pronunciado en 1963 en uno de nuestros míticos festivales de arte de vanguardia, en la Librería Nacional de Cali. Las ciudades que recibieron la revisitada conferencia fueron: Madrid (España), México D. F., La Plata (Argentina), Valencia (Venezuela), Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Neiva, Pereira, Manizales, Popayán, Palmira, Cerrito (Valle), Santa Rosa de Cabal, Caldas (Antioquia), Salento (Quindío), Carmen de Viboral (Antioquia), San Juan de Pasto.

Michael Smith, actual habitante de la Gran Manzana, hijo de Rosa Girasol, seudónimo poético de quien fuera el primer gran amor del profeta, heredó una caja de tesoros entre originales, fotos y grabaciones, que ha disparado a través de la página www.elprofetagonzaloarango.com. Seguidores de esta página se propusieron la plural fiesta celebratoria, y en cada uno de los veinte lugares hubo una asistencia mayoritaria de jóvenes, pendientes de un mensaje que a pesar de haber sido emitido hace 50 años conservaba toda su gracia, su potencia verbal, su capacidad de crítica al establecimiento y su lírica subversiva. Luego desfilaron los jóvenes declamando sus poemas dedicados al profeta y al nadaísmo, y evocando a los monjes caídos en el camino que según el manifiesto no conducía a ninguna parte, como hubieron de comprobarlo Amílcar Osorio, Darío Lemos, Humberto Navarro, Diego León Giraldo, Alfredo Sánchez, Guillermo Trujillo, Samuel Ceballos, Alberto Escobar, Jaime Espinel, Kat, Norman Mejía. Clamaban los nuevos jóvenes por un remozado nadaísmo que los ayudara, como nos ayudó a nosotros, a defenderse de las trampas de una organización social que conduce a los inconformes al matadero.

Gonzalo había comenzado presentándose desde 1958 como anarquista político y feroz anticristo y terminó apostatando de su movimiento y casi que en olor de santidad. Con su verba panfletaria reclutó a una pandilla de jóvenes inadaptados que alborotaron a Colombia a partir de la década de los 60, y que siguen bombardeando el espacio artístico y poético: Jaime Jaramillo Escobar, Eduardo Escobar, Elmo Valencia, Pablus Gallinazo, Armando Romero, Malmgren Restrepo, Rafael Vega, Dukardo Hinestrosa, Jan Arb, Patricia Ariza, Álvaro Medina, Pedro Alcántara y Álvaro Barrios, los cuatro últimos con avión propio.

El histórico texto, registrado completo en ntcblog.blogspot.com, mantiene su vigencia, a más de su belleza. El insoportable desequilibrio social y las persecuciones de la época –que William Ospina califica como la más bella de Colombia en el pasado siglo– tal vez explicaran la apología del terrorismo expresada por un hombre de paz. En cierto párrafo dice: “Me parece legítimo el terror que se convierte en una ética de la salvación. Cuando los dioses se duermen y nos olvidan creo que el relámpago es el llamado de la justicia de la naturaleza para sacudir las puertas del cielo. Trasladando a la Historia esta metáfora, creo que cuando los hombres son humillados y ofendidos no tienen otra alternativa que apelar al terror para que les sean concedidas la dignidad y la justicia que se les niegan.” Frase que no hubiera rubricado en la última etapa de su vida pacífica y pacifista, cuando nos legó a sus discípulos su última máxima: “No hay que luchar, ni por la vida”.

jmarioster@gmail.com

Jotamario Arbeláez

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.