Esther Rojas, con su música a todas partes

Esther Rojas, con su música a todas partes

Esta colombiana ha trabajado para Alejandro Sanz. Estudia en Berklee.

21 de enero 2014 , 04:15 p.m.

Una talentosa mano colombiana fue la que permitió la maravillosa presentación de Alejandro Sanz en la entrega de los Grammy Latinos en noviembre pasado, cuando interpretó La música no se toca. La dirección y coproducción de esa obra en el escenario estuvo a cargo de Esther Rojas, una barranquillera que estudia en la prestigiosa Universidad de Berklee (Boston).

Todo empezó cuando Rojas fue seleccionada como bajista del concierto que se organizó con motivo del doctorado honoris causa que ese centro otorgó a Sanz. El español Javier Limón, que dicta allí cursos de escritura de canciones, la había detectado desde que había sido la única alumna en resolver una tarea complicada.

Una semana después, Limón la llamó desde España para preguntarle si le interesaba coproducir, coarreglar y encargarse de la dirección musical de la canción que Sanz interpretaría en la entrega de los Grammy en Las Vegas. “No vacilé en aceptar la propuesta y así fue como me vi de nuevo en el escenario con esa ‘megaestrella’ del pop latino, pero en esta ocasión con la responsabilidad de dirigir el grupo de 30 estudiantes y sin el recurso del playback en la emisión en vivo y en directo”. Además, otra vez, ella estuvo con su bajo.

Talento viajero

Antes de llegar allí, había recorrido un prolongado camino musical. Nacida en Barranquilla, y criada también en Huila, Popayán, Cali y Bogotá, creció en ese ambiente. Sus padres son pedagogos musicales y dos de sus hermanos se dedican a la música.

Esther participó en Colombia con varios artistas: La Bogotana y Amaxona (música de la Costa Atlántica), César López (rock), Las Martí (pop), Yurgaki (fusión latina), Cañabrava (salsa) y María Mulata (internacional), entre otros. “En cada uno de los proyectos me sentí totalmente a gusto, aprendí la música popular, que es mi pasión, y me desarrollé como artista”, dice.

Hace dos años se fue a Berklee College of Music, en Boston. Quería estudiar arreglos y producción. Se presentó ante un jurado norteamericano y se ganó media beca. “Con eso y con el apoyo y estímulo de mi familia, marido (el director de televisión Pepe Sánchez) y de mis dos hijos, empecé una vida nueva. No ha sido nada fácil porque, aparte de estar lejos de mi familia, he tenido que adaptarme a una cultura diferente con distintas maneras de pensar y sentir y con una exigencia superior a la de las universidades en Colombia”, asegura.

Aparte de arreglos y producción contemporáneos, estudia composición de jazz, ingeniería de sonido, música latina y negocio musical.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.