Aquellos malditos polvos

Aquellos malditos polvos

notitle
20 de enero 2014 , 07:10 p.m.

Dejémonos de vainas, ¿sí? Y digámonos la verdad. Quedamos catalogados, para escarnio mundial, en los últimos lugares de la pruebas Pisa. Inmediatamente, el Gobierno, en uso de sus farisaicas facultades, y los medios de comunicación, especialmente los radiales, con irresponsabilidad manifiesta, vertieron toda la responsabilidad sobre los maestros. ¡Cojan oficio y seriedad, señores! ¿Ya se olvidaron del decreto “dos.treinta” y de la promoción automática, según los cuales los vagos y sus padres alcahuetes salían premiados?

Hemos oído decir a muchos estudiantes: “yo pasé todo bachillerato gracias a la promoción automática”. Alumnos con 5, 6, 7 y 8 materias perdidas, como se dice en el argot estudiantil, pasaban tranquilamente al curso siguiente. Esto sí era la más impresionante aberración, creada mediante decreto del Estado. Ya no existen estas disposiciones legales, pero ha quedado su resabio, el espíritu de vagancia en alumnos y padres de familia. Esta es la causa fundamental de nuestro escarnio mundial. Como dice el gráfico refrán: “Estos lodos vienen de aquellos polvos”.

Por otro lado, el ambiente social, político y conflictivo que vive el país no es el más propicio para el estudio. “Para qué estudia uno –decía un alumno–, si mi papá, que es ingeniero, maneja taxi porque no consigue empleo?”. “Para qué se mata uno estudiando –afirmaba un alumno de una ciudad fronteriza–, si con pasar un kilo de droga le pagan a uno hasta medio millón de pesos?”.

Otro decía hace poco: “Uno puede pasarse el año sin estudiar mucho y al final, con las profundizaciones y facilidades, se pueden arreglar las materias que van perdidas”. Al año siguiente de terminarse en el 2009 la vigencia del “dos.treinta” hubo varios suicidios de muchachos. Vino rápidamente la directiva ministerial de que al final del año se hicieran recuperaciones, y se hablaba de promoción anticipada. Simpática manera, ‘made in Colombia’, de intentar acabar los suicidios por decreto. En efecto, son muchas las facilidades, ordenadas por el Gobierno, para que los alumnos “pasen” las materias, no para que aprendan.

Los verdaderos responsables de la educación de los hijos son los padres, y desgraciadamente hay que admitir que un nada despreciable porcentaje de padres de familia en Colombia no asume su papel y además quiere que los colegios “pasen” a sus hijos, como sea; insisten, amenazan, hasta ofrecen dinero.

En Colombia, además, por obra sobre todo de algunos periodistas irresponsables, parece que el maestro es el hazmerreír de la sociedad y se lo trata muchas veces hasta con burlas y chistes flojos. No ocurre así en el país modelo en educación en el planeta, Finlandia. Este país nórdico ocupa siempre el primer lugar en las pruebas sobre educación. ¿Cómo lo logran? La primera estrategia es el respeto sumo al maestro. Allá nunca se ven los atropellos de padres, alumnos, sociedad y secretarías de educación a los maestros.

Por último, también los maestros tienen la culpa de esos polvos. Aunque abundan los verdaderos apóstoles de su hermosa misión y se preparan con responsabilidad, no faltan los que no merecen serlo. Y aquí de nuevo volvemos a la falsía de Gobierno y sociedad: se critica la falta de preparación académica y pedagógica de los maestros, pero poco se habla de lo más importante, de su ética. Porque si hay alguna profesión, junto con la medicina, en la que la ética es lo más fundamental, es la de los maestros. Y de eso poco se habla. Y no faltan, por desgracia, los maestros indignos.

Así que si queremos salir del vergonzoso lugar mundial en el que estamos catalogados, todos debemos asumir nuestras responsabilidades.

Andrés Hurtado García

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.