Michelle Obama brilla con luz propia al cumplir 50 años

Michelle Obama brilla con luz propia al cumplir 50 años

La esposa de Barack Obama asegura que llega a esa edad plena de confianza y segura sobre quién es.

notitle
18 de enero 2014 , 08:46 p.m.

Cumplir 50 años no es algo a lo que se le suela hacer propaganda. De hecho, son muchos los que transitan por el medio siglo con un temor más propio de quien se acerca a un precipicio.

Pero ese no es el caso de Michelle Obama. Primero, porque como primera dama de Estados Unidos es difícil mantener semejante fecha por fuera del radar. Segundo, porque ella misma se encargó de convertir su cumpleaños –y más los 50, que cumplió el viernes– en un acontecimiento nacional.

Por estas fechas, esta abogada de Harvard no solo ha sido portada de importantes revistas y diarios en el país, como People y The Washington Post, sino que está celebrando a lo grande. Anoche, decenas de personalidades, entre ellas Oprah Winfrey, asistieron a la Casa Blanca para una fiesta ofrecida por su marido, Barack Obama.

Sin embargo, aparte de la pompa, quizá lo más importante es la manera como la afroamericana está asumiendo el quinto escalón.

“Voy para 50 y me siento fabulosa. Nunca había sentido tanta confianza en mí misma, nunca me había sentido con tanta claridad sobre la mujer que soy”, dijo Michelle en una entrevista que le concedió a la revista Parade.

Oriunda de Chicago, donde conoció al actual presidente de EE. UU., la primera dama ha impulsado programas de ayuda a las familias de militares y a las mujeres trabajadoras. También ha expresado su apoyo a la causa LGBT.

Con especial énfasis, Michelle Obama ha dedicado estos seis años en la Casa Blanca a promover la salud entre los jóvenes a través de campañas como ‘Let’s Move!’ (¡A movernos!), que promocionan una alimentación balanceada y la necesidad de hacer ejercicio de manera regular. Es un estilo de vida que ha tratado de convertir casi en su sello personal.

“Estoy constantemente pensando en mi salud y me aseguro de comer bien, hacer ejercicio y monitorear las dolencias que van surgiendo. Quiero llegar a los 80 ó 90 en muy buena forma”, dice esta carismática mujer que se ha ganado el corazón de la mayoría de los estadounidenses.

Consciente de que los años no pasan en vano, confesó en una entrevista publicada el viernes en la revista People que a su rutina diaria piensa añadirle yoga, para mantener la flexibilidad. Así mismo, la importancia que para ella tienen los exámenes médicos de rutina como medida preventiva.

En esa misma entrevista sorprendió al decir que no descarta la cirugía plástica o el bótox. “Las mujeres –afirma Michelle– deben tener la libertad de hacer lo que necesitan para sentirse bien consigo mismas. En este momento no me imagino haciéndolo (bótox o cirugía plástica), pero también he aprendido a nunca decir ‘nunca’”.

Por el momento, ha dicho que dedicará sus últimos dos años en la Casa Blanca a programas que buscan elevar la tasa de grados universitarios en el país.

Si bien sabe que ir más allá de haber sido la primera dama del país más poderoso del mundo durante ocho años no es tarea fácil, considera que su vida está en permanente evolución, buscando caminos que le permitan causar impacto, bien sea como mamá, profesional o mentora de niños y jóvenes.

Aunque, como ella misma dice, su labor más importante es la de “mamá en jefe” de sus dos hijas, Malia y Sasha, cuyas rutinas escolares y de ocio supervisa cada día y a las que asesora sobre estilo y moda con mucho acierto, según los expertos.

¿Y qué piensa el Presidente de su mujer, ahora que tiene 50? “Michelle está más bella que cuando la conocí. Y creo que es más sabia”, dice Obama con una enorme sonrisa.

Últimamente la primera dama se ha involucrado también en los esfuerzos de su marido por mejorar el sistema educativo y esta semana participó junto a él en un acto en la Casa Blanca para anunciar nuevas medidas para garantizar el acceso a la universidad a los estudiantes de bajos ingresos.

Ella “aporta una pasión y una experiencia a este tema que son extraordinarias. Y yo no podría estar más orgulloso de la labor que ha hecho y seguirá haciendo en torno a estas cuestiones”, dijo Obama sobre su mujer, a quien no se cansa de alabar en público cada vez que tiene la oportunidad.

‘Trae zapatos cómodos y practica tus pasos de baile.’

La primera dama celebró sus 50 años el sábado en la Casa Blanca con amigos, descomplicada y, como le gusta a ella, con mucho baile.

Lo más llamativo de la celebración fue su tono informal, tanto que la homenajeada desconcertó a los expertos en protocolo al pedir a sus invitados que comieran en sus casas antes de ir a la fiesta.

Las instrucciones del evento –bautizado ‘Snacks & Sips & Dancing & Dessert’– fueron: “Trae zapatos cómodos, come antes de venir y practica tus movimientos de baile”.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.