Las bacterias que equilibran su salud

Las bacterias que equilibran su salud

El cuerpo está habitado por millones de microbios sin los cuales la existencia sería inviable.

notitle
18 de enero 2014 , 05:03 p.m.

Por lo menos dos kilos de su peso corporal actual corresponden a microorganismos: de ellos forman parte 100 billones de bacterias que lo habitan de manera permanente. Antes de que corra a buscar la manera de librarse de ellas, sepa que la mayoría de estas ‘inquilinas’ diminutas, que suman unas 400 especies, viven en perfecto equilibrio con usted. Es más: sin ellas su existencia sería inviable.

Son muy pocas las zonas del organismo que pueden considerarse libres de bacterias, como el corazón, la sangre, el líquido cefalorraquídeo, el cerebro, la médula ósea y las vías aéreas inferiores. Lo demás, hasta el pelo, está colonizado por ellas.

Cada grupo tiene a su cargo una función específica, como la fabricación de proteínas, la eliminación de elementos nocivos y, aunque no lo crea, son fundamentales para frenar el crecimiento de otros microorganismos dañinos.

Todos estos ‘inquilinos’ son benéficos siempre y cuando se mantengan en equilibrio; este se rompe cuando su cantidad se aumenta o se reduce de manera desmesurada o cuando se desplazan a sitios que normalmente no habitan. Eso puede enfermar y, dado el caso, poner en peligro la vida. La caries, el acné y algunas diarreas son algunas consecuencias que pueden causar ese desequilibrio.

Para empezar a conocerlas hay que entender que todas conforman un sistema conocido como microflora normal y que dependen del sitio en el que se instalan. Estas son las más comunes:

La piel. Muchas viven entre las fisuras, las escamas y los folículos pilosos del órgano más grande del cuerpo; conforman una barrera adicional en sus capas que ayuda a mantener la impermeabilidad, a controlar otros microorganismos, aportan defensas contra los rayos del sol y conservan el equilibrio. Los corynebacterium bovis, mutissium, xerosis y hoffmani hacen parte de los habitantes fijos y amigables de la piel. En el cuero cabelludo residen el estafilococo y el corinebacterium, que son hábiles degradando grasas y descomponiendo tejidos de desecho.

Nasofaringe. En la nariz y la faringe sí que hay habitantes normales, como el estreptococo y los estafilococos, que a su vez inhiben el crecimiento de algunos primos nocivos, como las neisserias, el estreptococo meningitidis y el estreptococo pyogeno, que cuando invaden causan infecciones y otros estragos.

Sistema digestivo. Allí se mueven y viven a sus anchas las bacterias; el 95 por ciento de ellas colonizan el intestino grueso. Esta microflora tiene un papel fundamental en el bienestar, al punto que se sabe que su modulación garantiza procesos relacionados directamente con la nutrición, en concreto con la producción de suplementos, vitaminas, minerales y enzimas que incluso llegan a mejorar lo que la gente consume. Entre las más amigables están los bacteroides fragilis, el melaninogenicus, el oralis, los lactobacilos y las bifidobacterias. Todos constituyen una importante fábrica de ácidos grasos de vitaminas B, D y K; ayudan a recuperar calcio, hierro y magnesio, y sobre todo previenen la invasión de otras bacterias que pueden causar enfermedades. Son un eslabón muy importante en la cadena de defensa del organismo; también fermentan y descomponen todo lo que el cuerpo no digiere, para que pueda eliminarlo, como los residuos, la fibra digital y el moco.

Boca. Se calcula que por cada centímetro cúbico de saliva hay 100 millones de bacterias; la temperatura, la humedad y la estructura de la boca aportan las condiciones para que estas crezcan. Muchas son eliminadas en el intestino, luego de ser tragadas; algunas cumplen un papel clave en el paso del proceso digestivo, que se da en esta cavidad, sobre todo en los procesos enzimáticos que degradan almidones y preparan el bolo alimenticio a través de la saliva.

La higiene bucal adecuada es fundamental para mantener el balance de este minisistema.

Imprudencias
Qué afecta el balance

Automedicación: el uso indiscriminado de antibióticos genera desequilibrio en la flora corporal; hace que algunas bacterias se vuelvan resistentes a ellos y favorecen el crecimiento de otras lesivas.

Cambio de lugar: hay bacterias, como el estafilococo de la nariz o de la piel, que pueden causar intoxicaciones cuando la gente consume alimentos contaminados con ellas; su rápido crecimiento podría enfermar. Las neisserias de la garganta o de la boca son letales si llegan a infectar las membranas del cerebro.

Defensas bajas: en esta condición, el balance que se mantiene entre las bacterias y el cuerpo se altera en contra del organismo.

Susceptibilidad: las personas pueden volverse más sensibles a cierto tipo de bacterias; si alguna está en su cuerpo, puede invadirlo.

Cambio de hábitat: los cambios en la acidez, temperatura y humedad pueden destruir bacterias y favorecer el crecimiento de otras no tan buenas.

Cómo mantener la armonía microbiana

No exagere con la higiene: el uso desmedido de jabones, desinfectantes, antisépticos, perfumes y exfoliantes, entre otros, sumado a la susceptibilidad de una persona, puede alterar el equilibrio de la microbiota de la piel, dejándola vulnerable.

No abuse del enjuague bucal: usarlos de manera desmedida puede alterar el pH de la boca y exponerla a bacterias lesivas.

Mantenga buenos hábitos: la buena alimentación, el descanso reparador, el manejo adecuado del estrés y la actividad física mantienen saludables a las personas y fuerte al sistema inmunológico.

* Con información de Microorganismos, ¿aliados o adversarios de la salud humana?, de Luis Castelazo Ayala, Universidad de Veracruz, Revista Microbiological Methods (2001). Prebiotics, en New Development in Functional Foods (2000). Y Efe Reportajes.

REDACCIÓN SALUD*

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.