Bajan casos de denuncias por útiles escolares en Medellín

Bajan casos de denuncias por útiles escolares en Medellín

Colegios pueden ser multados por hasta 200 salarios mínimos, o incluso, perder su licencia

18 de enero 2014 , 09:20 a.m.

 En el colegio La Presentación de Envigado les pidieron a los estudiantes textos de una editorial específica. Cada uno costaba 450.000 pesos.

Esta fue una de las 80 denuncias que recibió la Secretaría de Educación de Antioquia (Seduca) en esta primera semana escolar.

De estas, el 90 por ciento provienen de municipios certificados en educación, especialmente de colegios privados de Medellín y Envigado. De hecho el de más quejas es el de La Presentación.

Según Felipe Gil, secretario de Educación de Antioquia, las quejas más usuales tienen que ver con pagos extralegales, compra de libros con editorial y vendedor exclusivo, de utensilios de aseo, gastos de bibliografía (fotocopias) y sistemas pedagógicos digitales (tablets).

“La ley dice que un texto tiene una vigencia de tres años, así que un colegio no puede hacer un cambio repentino sin haber hecho una socialización previa con los padres de familia. Cuando este proceso no existe, lo podemos prohibir”, dijo Gil.

El funcionario agregó que un colegio que incurra en estas faltas puede someterse a multas que oscilan entre los 50 y 200 salarios mínimos, o incluso, a perder su licencia de funcionamiento.

Desde el año pasado dos colegios privados son inspeccionados por cobrar dinero por procesos de internacionalización. Las instituciones han presentado tutelas pero siempre han sido resueltas a favor de Seduca.

Las denuncias que llegaron a la Gobernación que son de municipios certificados en educación, han sido remitidas a las respectivas unidades de inspección o vigilancia; o a los mismos ciudadanos con asesoría jurídica para que sepan cómo presentar el reclamo.

Otro de los casos que más llamó la atención de las autoridades fue el del colegio Concejo de Itagüí, donde según un padre de familia, le estaban pidiendo a su hijo –que iba para octavo grado– un computador portátil.

“Las denuncias disminuyeron este año por el proceso de sensibilización; además, desde septiembre enviamos resoluciones a los colegios con advertencias sobre los elementos que no se pueden pedir”, sostuvo Gil.

Por otro lado, a la Secretaría de Educación de Medellín solo llegó una denuncia de manera formal y de inmediato tomaron correctivos.

En la ciudad, por otro lado, se conoció el caso del colegio Guadalupano La Salle del barrio Buenos Aires, donde supuestamente estaban pidiendo dinero a los estudiantes de último grado para la excursión de bachilleres.
La Secretaría intervino y les solicitó que ese requerimiento fuera opcional.

OSCAR ANDRÉS SÁNCHEZ A.
REDACTOR DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.