Secciones
Síguenos en:
Obama promete poner freno al espionaje de líderes extranjeros

Obama promete poner freno al espionaje de líderes extranjeros

Así lo afirmó en una intervención desde la Casa Blanca este viernes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de enero 2014 , 11:45 a. m.

El Presidente Barack Obama anunció este viernes que su país dejará de espiar a gobiernos y líderes extranjeros que son considerados aliados de Estados Unidos e impondrá nuevos límites a la manera como los organismos de inteligencia recolectan información telefónica, correos electrónicos y tráfico en las redes sociales tanto de estadounidenses como de ciudadanos extranjeros.

Hablando desde el Departamento de Justicia, el Presidente intentó poner fin así al escándalo que desataron durante el verano pasado las filtraciones de Edward Snowden, un ex operario de la NSA que puso al descubierto como EE.UU. recopilaba datos no solo de sus propios ciudadanos sino en decenas de países del extranjero.

El Presidente dejó claro, no obstante, que los programas de vigilancia que adelanta la NSA son herramientas fundamentales que le permiten al país hacer frente a la amenaza terrorista y brindar ayuda a otros gobiernos extranjeros.

Hizo la salvedad, además, de que el fin del espionaje contra países aliados y líderes extranjeros amigables podría interrumpirse en caso de surgir una razón contundente que pudiera afectar la seguridad nacional.

“No podemos desarmar nuestras agencias de inteligencia de manera unilateral. Sabemos que los servicios de inteligencia de otros países -incluidos algunos que fingieron sorpresa por las revelaciones de Snowden-, están constantemente vigilando redes y ordenadores de nuestro gobierno y sector privado al igual que acelerando programas para escuchar nuestras conversaciones, interceptar nuestros emails o afectar nuestros sistemas”, dijo Obama.

Añadió, también, que muchos de los países que han criticado ferozmente las revelaciones han reconocido en privado que las capacidades de inteligencia de EE.UU. son críticas para sus propios intereses de seguridad nacional.

Obama aclaró, además, que su país “no está espiando a ciudadanos del común que no representan una amenaza para la seguridad nacional”.

Entre los cambios anunciados está la modificación de un programa que venía empleando la NSA y que le permitía recolectar y almacenar en masa los récords telefónicos de los estadounidenses.

De ahora en adelante, los analistas de inteligencia tendrán que obtener una orden judicial en la que justifiquen las causas, antes de poder revisar la base de datos de las llamadas telefónicas.

El Presidente también anunció que el gobierno ya no será el custodio de la información y que esta pasará a manos de un tercero que será seleccionado en algunos meses y tras conversaciones.

Igualmente, plantean que sea un tercero y preferiblemente una empresa privada la que recopile y almacene la información y récords obtenidos de llamadas telefónicas.

En este momento, la NSA tiene acceso directo y automático a las bases de datos de las compañías de teléfonos, lo que les permite virtualmente espiar a todo el que tenga un celular o navegue por el internet.

Así mismo, le pidió al Congreso que autorice la creación de un panel de expertos, conformado por personas ajenas al gobierno o a la rama judicial, para que participe en el proceso de autorización de espionaje que hoy recae en las Cortes de Vigilancia Extranjera, tribunales especiales creados en 1972 para servir como fiscalizadoras de las operaciones de espionaje.

Algunas de las órdenes y propuestas del presidente están en sintonía con las 46 recomendaciones que hizo en diciembre pasado un panel de expertos nombrados por la Casa Blanca para revisar los programas de vigilancia que venía adelantando NSA.

Los documentados revelados por Snowden demostraron que EE.UU, interceptaba las comunicaciones de líderes ‘amigables’ como la alemana Ángela Merkel o la brasileña Dilma Rousseff, entre muchos otros.
Así mismo, que se espiaba el desempeño de industrias energéticas en países como México.

Obama, cuando estalló la noticia, dijo no estar al tanto del alcance del espionaje de la NSA.

Julian Assange: ‘Es vergonzoso’

El fundador del sitio web WikiLeaks, Julian Assange, dijo que las reformas anunciadas por Obama tendrán muy poco efecto. En su opinión, “es vergonzoso para un jefe de Estado hablar durante 45 minutos sin casi decir nada”. Assange agregó que Obama “se muestra reacio a hacer cualquier reforma concreta. Y lamentablemente vimos muy pocas”.

SERGIO GOMEZ MASERI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.