Mentiras verdaderas / Opinión

Mentiras verdaderas / Opinión

15 de enero 2014 , 07:07 p.m.

Internet es el vehículo más eficaz para convertir un hecho de la vida real en un acontecimiento de ficción.

La violación de una mujer, el atraco de unos asaltantes, la muerte de un comerciante a manos de un sicario, una riña que termina en masacre son algunos de los hechos que pasan de la realidad a la virtualidad y que buscan como objetivo fundamental entretener.

Sin control ni regulación, la navegación depende solo de una acción de curiosidad y allí el delito se confunde con la entretención; no existen límites ni parámetros, solo se busca mostrar sin importar qué o a quién se dañe, o contra quién se comete el delito pues el afán de figurar solo deja lugar para mostrar.

En esta dinámica fugaz es necesario comenzar a identificar el delito para pasar de la virtualidad a la realidad porque no se puede seguir asumiendo la ficción en Internet como entretención cuando lo que se está viendo en realidad son delitos y vulneración a los derechos de las personas.

Diana Mireya Pedraza González
*Doctora en Sociología Jurídica e Instituciones Políticas; dianapedrazagonzalez@gmail.com

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.