Ordenamiento jurídico

Ordenamiento jurídico

notitle
14 de enero 2014 , 07:19 p.m.

Hace unos años, mi amigo Justo era consejero del Presidente cuando el Hospital Militar estaba amenazado de inminente cierre por dificultades financieras. El Gobierno tenía una propuesta de salvamento que requería encontrar mecanismos jurídicos para aplicarla. El doctor Justo reunió a ocho abogados que provenían de distintas instituciones, en busca de su consejo. ¡Sorpresa! Los ocho abogados dieron ocho conceptos jurídicos diferentes e, incluso, contradictorios. Donde hay un abogado hay una opinión distinta.

Pareciera que las leyes están hechas para necesitar abogados que busquen recursos de apelación, dilatación de los términos, viejos o nuevos conceptos de las cortes, jurisprudencias de sí y jurisprudencias de no, de cómo un artículo de una ley es contradictorio con otra ley, de la exequibilidad, de la norma superior, de la Constitución y de las cortes internacionales, de las facultades de los jueces y de su territorialidad.

Todos esos galimatías hacen que la justicia cojee, sea ciega para algunos y de ojo desorbitado para otros. Por ello, la justicia es lenta, contradictoria, ineficiente y, si llega, llega tarde. No es solo culpa de los abogados, es del universo jurídico. La justicia es totalmente incomprensible para el ciudadano común, el lego y, sobre todo, para el humilde. La presunción del conocimiento de la ley, que jurídicamente es un dogma, resulta una falacia que deja a todo ciudadano en manos de los abogados.

Por todas estas cosas, no puedo más que sonreír, pero casi siempre llorar, cuando oigo al Procurador, que se hincha como un batracio magistral para croar su concepto preferido: “El ordenamiento jurídico”. ¿Cuál ordenamiento cuando vemos un caos de interpretaciones con cada una de sus decisiones y conceptos?

Existe la impresión de que las leyes colombianas, y seguramente en todas partes, sirven para justificar ideologías, posiciones e intereses. El Procurador tiene todo el derecho a creer lo que cree, pero es difícil pensar que su ideología no prime sobre cualquier otra consideración: para eso la ley es manipulable. El Procurador está elegido legítimamente y no han sido demandadas sus presiones ni halagos, ni sus promesas de nombramientos para ser elegido. Hay que presumir su inocencia: para eso la ley es manipulable. El Procurador dirá que no tomó la decisión de destituir e inhabilitar a Petro para beneficiar los intereses de contratistas opacos y de grupos empresariales especuladores. Habrá que creerle, pues para eso la ley es manipulable.

De verdad creo que esta decisión del Procurador es un abuso de poder que aprovecha la ignorancia que muchos tenemos de las leyes. También creo que juzgó con la miopía religiosa que produce el fanatismo. Pero, sobre todo, opino que la presión de contratistas y empresarios es la causa principal de su decisión. Si no lo es, pudo ser la más importante. La primera reacción ha sido la de Fenalco, que pedirá la derogación del POT. ¿Nos creerán tontos? ¿A quién sirve todo esto?

Ni voté por Petro y he criticado varias de sus acciones en estas páginas, pero me indigna que se mantengan los principios de “la ley es para los de ruana” y la amenaza de “entre abogados te veré”.

Que dijera. Libros de vacaciones que vale la pena leer hoy: los de Alice Munro, en Lumen, inspiradores sobre el ser humano; de Daniel Samper (el Viejo), Jota, caballo y rey, en Alfaguara, que es divertido, evocador y dramático; y el de Plinio Apuleyo Mendoza, El país de mi padre, en Planeta, que es revelador y trágico. Tal como dice una amiga: “Lo malo de Plinio es lo bien que escribe”. ¿Por qué leerlos? Porque la buena escritura nos revela por qué son las cosas como son.

Carlos Castillo Cardona

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.