Secciones
Síguenos en:
'La misa ha terminado', el nuevo libro de Gustavo Álvarez Gardeazábal

'La misa ha terminado', el nuevo libro de Gustavo Álvarez Gardeazábal

Esta nueva publicación aborda el tema de la homosexualidad en la iglesia.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de enero 2014 , 09:33 a. m.

“El Fondo Editorial UNAULA no se niega ninguna posibilidad de publicar obras literarias de calidad y de autores reconocidos en el medio. Si Fernando Vallejo me entregara una de sus obras, también la publicaría, como lo hiciera igual con Tomás González o cualquier otro escritor que tenga lectores en el continente. Gardeazábal los tiene, y no solo en Colombia. Por eso, su obra La misa ha terminado es acogida en nuestro sello, con la mayor complacencia”.

Estas palabras de Jairo Osorio, director de la editorial de la Universidad Autónoma Latinoamericana, responden a la pregunta de bajo qué parámetros valoraron la obra para publicarla con su sello.

EL TIEMPO habló con el escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal sobre su libro y sobre el porqué de haber elegido una publicación de calidad académica.

Según las críticas, esta novela está a la altura de 'Cóndores no entierran todos los días', ¿está de acuerdo?

Ese libro lo escribí cuando tenía 24 años; este lo escribo cuando tengo 68. Uno piensa muy distinto porque ha vivido muchísimo. En ese entonces mis circunstancias económicas eran las de un principiante de profesor universitario en la Universidad de Nariño (Pasto).

En esta oportunidad me pude dar el privilegio de contratar un par de teólogos para que me hicieran unas investigaciones sobre temas que yo no conocía, ni alcanzaba a investigar completamente. A través de ellos pude consolidar mi teoría al respecto.

Es sobre el homosexualismo en la Iglesia, ¿espera generar polémica?

Nunca he negado mi condición; desde la época de la universidad he exigido respeto y he respetado a los demás, pero creo que nadie en Colombia había tocado el tema del homosexualismo en la Iglesia como se trata amplia y detalladamente en esta novela.

Este es un país fundamentalmente católico y por eso creo que removerá más de una tempestad.

¿Es una novela con aristas de realidad?

Mis novelas rompen la línea entre la realidad y la ficción. Me confundo con la realidad y me confundo con la ficción y ya no sé qué fue lo que inventé ni cómo exactamente fue que sucedió.

¿Por qué eligió Unaula y no otra editorial?

Porque es un principio de libertad mío y tenía que escoger una editorial independiente.

Por decencia presenté el libro a Alfaguara, ya que sus propietarios son los mismos de Caracol. En esa editorial todavía rige el señor Héctor Abad Faciolince y yo no soy santo de su devoción, obviamente él frenaría que se publicara. Me dijeron que estaban maniatados.

Las editoriales universitarias se caracterizan por publicar textos académicos, ¿considera que el suyo posee esa cualidad?

Estoy seguro que pasará con esta novela lo que pasa con otros textos y libros en muchas universidades: será motivo de estudio porque puede servir como un modelo para estudiantes de psiquiatría, psicología, historia o literatura.

Finalmente es una batalla perdida entre el amor y la muerte.

¿Considera necesaria la lectura de esta novela?

En la contra carátula del libro, que me acaba de llegar hace 20 minutos (Es usted muy ingeniosa porque es como el heraldo de la buena suerte) el historiador Joan Largo dice: “Quienes puedan leer el libro (aquellos que lleguen a la última página sin el deseo de armar una hoguera y arrojarlo allí) no podrán negar su rigor”. Eso responde un poco a su pregunta.

¿Cree que las universidades, desde su editorial, deben tener una mayor apertura con autores comerciales?

Claro. Yo estoy aportando a que ese esfuerzo editorial de las universidades tenga un giro y creo que voy a dar ese ejemplo con todo lo que va a decirse alrededor de esta novela. La discusión sobre ella obligará a los señores rectores y directores de editoriales de diferentes universidades a cambiar el ámbito en el cual se han movido hasta ahora.

Todavía no se habla en Colombia con respeto sobre el homosexualismo, ¿escribe sobre este tema, como en el caso de 'Cóndores no entierran todos los días', por ser uno coyuntural?

Parece ser que ese fue mi oficio en la vida y pasaré a la historia como tal. Recuerde que en el cementerio de Circasia (Quindío) el maestro Jorge Vélez Correa esculpió mi mausoleo cuyo epitafio es Cóndores no entierran todos los días.

El sábado 1 de febrero estará Gardeazábal en Cartagena, en compañía del rector de la Universidad Autónoma Latinoamericana, José Rodríguez Flórez Ruíz, en la presentación y firma del libro.

MANUELA SALDARRIAGA H.
PARA EL TIEMPO
MEDELLÍN

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.