Así son las cifras del modelo de aseo de Petro

Así son las cifras del modelo de aseo de Petro

Las cuentas del balance financiero general de la operación del nuevo esquema no cuadran.

12 de enero 2014 , 09:51 p.m.

La Alcaldía Mayor ha sostenido que el modelo de aseo –que hoy tiene al alcalde Gustavo Petro con un recurso contra el fallo de la Procuraduría que lo destituyó e inhabilitó para ocupar cargos públicos por 15 años– arrojó un balance positivo en el 2013 y que a los usuarios bogotanos les ahorró 37.505 millones de pesos.

La tarifa del servicio de aseo se redujo efectivamente a partir de agosto e, incluso, no fue solo del 11 por ciento señalado por la Administración, sino que en algunos casos llegó al 21,7 por ciento. Esto último ocurrió en el bimestre agosto-septiembre, según conoció EL TIEMPO.

Sin embargo, en el balance financiero general de la operación del nuevo esquema de aseo parece que las cifras no resultan tan claras como parece, o se estarían manejando escenarios distintos, que han llevado a resultados contradictorios.

La Alcaldía Mayor divulgó que el año pasado se facturaron 340.956 millones de pesos por aseo, se recaudaron efectivamente 324.720 millones y que a los operadores solo se les pagaron 260.400 millones de pesos.

Sin embargo, EL TIEMPO conoció que, según informes de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB), cruzados con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), los gastos de la operación del servicio de recolección, barrido y limpieza (RBL) en el 2013 fueron en total de 351.613 millones de pesos. Mientras tanto, el recaudo neto por tarifas fue de 304.556 millones de pesos (ver el gráfico).

Lo anterior indicaría que, en este escenario, el modelo de aseo tuvo un saldo en rojo de 45.057 millones de pesos.

Pero si se tiene en cuenta la cifra de recaudo que dijo Petro (324.720 millones), en este segundo escenario el déficit sería inferior, de 27.504 millones de pesos.

Sin embargo, en este mercado de las cifras, donde, al parecer, no hay nada consolidado aún, aparece un tercer balance que circula internamente en el Acueducto, que arroja resultados contrarios a los anteriores y que son, desde luego, más favorables al modelo.

En este tercer escenario, la facturación de aseo, sumada con rendimientos financieros, muestra ingresos por 362.183 millones de pesos. Frente a los citados gastos de 351.613 millones de pesos, daría como resultado un superávit de 10.569 millones de pesos en el modelo.

No obstante, llama la atención que los diferentes balances muestran en el segundo semestre un recaudo extraordinario por facturación. Según el ritmo del ingreso por tarifa que se presentó entre enero y junio del 2013, se esperaba que el recaudo fuera de unos 272.242 millones de pesos en ese año.

Sin embargo, los registros mostraron que el Distrito recibió 304.556 millones, es decir, 32.314 millones más que el recaudo esperado.

La inquietud surge por el hecho de que ese notorio incremento del ingreso en el segundo periodo se presenta al mismo tiempo que hubo una reducción tarifaria del 11 por ciento y que, en palabras del Alcalde, significó un ahorro de 37.505 millones de pesos para los usuarios. La respuesta del Distrito sobre el tema quedó pendiente.

Operador público, de alto gasto

Los contratos que el Distrito firmó con las empresas privadas de aseo el año pasado permitieron una reducción relativa en estos gastos. Aunque la Administración dijo que a los operadores (Lime, Aseo Capital, Ciudad Limpia, Aguas de Bogotá y, al comienzo, Atesa) les pagaron 260.400 millones de pesos en el 2013, informes internos de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB) y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) muestran que esos giros fueron mayores: de 281.254 millones de pesos. No obstante ese monto, lo que se pagó a los operadores el año pasado fue inferior a lo registrado en el 2012, cuando se giraron 294.466 millones. Esto indica que los pagos a operadores bajaron en 13.212 millones de pesos.

Pero si bien es cierto que el ahorro estuvo, sobre todo, en las contrataciones con las empresas privadas, se diría que no pasó lo mismo con el operador público de aseo (Acueducto, con su filial Aguas de Bogotá) que está costando más de lo previsto.

Según lo presupuestado, los pagos en el 2013 serían de unos 81.600 millones de pesos, pero los giros al Acueducto con destino a Aguas de Bogotá han sido superiores. Los pagos en el 2013 fueron de 116.324 millones de pesos, de los cuales 111.156 millones son por recolección, barrido y limpieza y los 5.167 millones restantes, por corte de césped y poda de árboles.

En cuanto al pago de los recicladores, que motivó la creación del nuevo modelo de aseo, la Uaesp dijo que ya ha hecho giros por 4.826 millones de pesos (en los balances citados aún figuran 4.693 millones).

REDACCIÓN BOGOTÁ
lucgom@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.