'El Chato' se fue, sin recibir su homenaje

'El Chato' se fue, sin recibir su homenaje

Amigos del bailarín, quien murió el sábado, dicen que Cali quedó en deuda con él.

12 de enero 2014 , 06:20 p.m.

El ‘Chato’ fue pionero de los bailarines de salsa en Cali, junto a otros, sí, pero él se hacía notar. Tanto, que todos sus compañeros de la vieja guardia recuerdan que una vez le ganó a Jimmy Boogaloo una competencia en el Grill Cabo Rojeño.

Fue un mano a mano bravo. Sin embargo, Miguel Ángel Barrios, ‘El Chato’, se destacó. Ese hombre de sonrisa plena, de alma caritativa, sincero y leal, le dijo adiós a su Cali natal y desde la madrugada del sábado baila con los ángeles.

Eso dijeron quienes ayer acompañaron a su familia en la velación del cuerpo. ‘El Chato’ murió por una falla respiratoria. “Fue como mi maestro. Cuando empecé con el baile lo admiraba en las discotecas donde iba y, poco a poco, me fue enseñando más y me impulsó como bailarina”, recordaba Lida Restrepo, ‘La maravilla’, quien bailó con ‘El chato’ en el Mundial de Salsa 2013.

Por eso asegura que Cali, la Capital de la Salsa, quedó en deuda con ‘El Chato’. Faltó, según ella, un homenaje en vida que reconociera todo su aporte al baile.

Para Alberto Echeverry, empresario de la música en Cali, ‘El Chato' fue un hombre que le aportó sus pasos a la música salsa. “Fue pionero del baile de la salsa en Cali”, recordó.

Y es que Miguel Ángel Barrios, como su apellido, fue un hombre de barrio. Aprendió a bailar en los grilles de Cali, en la calle, con las mujeres que llaman de ‘la vida fácil’. A veces, no necesitaba de la música para ensayar. Los temas de la Sonora Matancera se los sabía de memoria, y con solo traerlos a su mente podía dar esos pasos majestuosos con los que se empezó a bailar salsa en la Sultana del Valle.

Así lo recuerdan quienes fueron sus amigos, como Fabio Asprilla, de la Asociación de Orquestas y Grupos Musicales Profesionales del Valle, quien afirmó que ‘El Chato’ fue parte de ese grupo de auténticos bailarines que originaron un movimiento que hoy es patrimonio.

“Faltó el tributo. ‘El Chato’ fue parte de esos bailarines que, sin tanta pirueta y pasos gimnásticos, le dejaron un legado al ritmo. Antes que la salsa fuera acelerada, gracias a él, la ciudad conoció cómo, se baila salsa. Él, junto a otros bailarines, construyó un patrimonio”, dijo Asprilla.

REDACCIÓN CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.