'El Dakar es un reto de supervivencia': Juan Manuel Linares

'El Dakar es un reto de supervivencia': Juan Manuel Linares

El piloto colombiano ha pasado duros momentos, pero nunca ha pensado retirarse.

11 de enero 2014 , 05:53 p.m.

Las altas temperaturas, las casi 17 horas diarias conduciendo, los pocos momentos para el descanso, el duro recorrido y las constantes averías del carro son algunos de los inconvenientes que ha logrado superar Juan Manuel Linares, uno de los colombianos que aún continúa en competencia en el Rally Dakar-2014.

“Esto no es una carrera, es un reto de supervivencia, una epopeya. He estado cuatro veces en el Rally, pero esta ha sido la más difícil por todo, pero no he pensado en retirarme, quiero llegar hasta el final”, le dijo Linares a EL TIEMPO, mientras alistaba su auto para reanudar la marcha este domingo, tras el día de descanso que tuvieron los pilotos el sábado.

No sabe qué ha sido lo más duro y tampoco tiene en mente el momento más difícil que ha superado, pero sí tiene presente que el clima ha sido inclemente con la caravana.

“Es impresionante el calor. Mire, es difícil que uno soporte mucho tiempo con los pies en la arena a 52 grados, a veces uno siente que los zapatos se derriten y uno tratando de arreglar rápido el problema mecánico, ¡no! esto es de otro mundo”, agregó el colombiano, quien no tenía noción de que algunos de sus compañeros se habían retirado.

“Es que uno acá pierde la noción del tiempo. Supe del abandono de Toro (Juan Sebastián), porque me lo contó un periodista. Casi no hablo con mi familia y eso ya es mucho”, señaló.

Cuando puede dormir un poco lo hace entre 3 y 4 horas, pues al frente del timón se la pasa el resto del día: “El viernes pasado llegué a las 4 de la mañana, me eché agua en la cara, comí algo y me tocó alistarme para salir a la siguiente etapa, pero la idea de llegar a Valparaíso, la meta, me hace esforzarme al máximo”, declaró.

Todos los días ha tenido problemas, pero no se ha dejado vencer. Por el calor se le ha calentado la gasolina y el refrigerador no ha funcionado, entonces, le ha tocaba manejar cuatro horas, parar una para que se enfriara el combustible y volver a arrancar. Ya perdió la cuenta de las veces que se le ha roto la correa del alternador y cuántas veces le ha tocado ‘montar taller’ en medio del camino.

“De salud he estado bien, pero a veces el calor lo hace a uno flaquear. No ha sido suficiente la hidratación, a pesar de que uno va bien equipado. Ya se murió un piloto, pues son muchos los que oprimen el botón de rescate y este no llega a tiempo, porque hay pocos helicópteros. La capacidad mental es un elemento clave en este Rally. Si uno no tiene la cabeza bien puesta, no termina”, aseguró.

Hace un llamado para que las empresas lo apoyen, pues si tiene un mejor presupuesto las condiciones mejorarían.

“Manejar 17 horas, llegar, armar una carpa, un colchón para descansar poco, pues no es lo mejor. Si uno tiene un apoyo como el de Coldeportes sería mejor, porque tendría uno un lugar listo para eso, además de otras cosas que ayudarían a hacer un poco más fácil la participación”, indicó Linares, quien a pesar de todo siente que puede terminar, así la ruta de este domingo en adelante sea más difícil: “Sí, falta la mitad, pero de acá me sacan inconsciente”, dijo.

LISANDRO RENGIFO
Redactor EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.